Cerrar

Ir

El balcón

Solo hay que intentar sacar la cabeza más allá del balcón para que alguna bandera blanca nos reviente en la cara.
Tipo de Nota: 
Opinión

El balcón

14 de Mayo de 2020

Redes-lateral

Detrás de las cortinas que oscurecen la ventana, el reflejo azafranado de la luz de los postes deja que se atraviese la sombra de un edificio a medio construir. Es un enorme monumento a la nostalgia, un gigante esqueleto gris. También es un descomunal recordatorio, aunque por ahora todo lo parece, de la incertidumbre que habita cualquier cosa, cualquier instante, cualquier ser.

Han pasado casi dos meses desde que empezó la cuarentena. Casi dos meses desde que los trabajadores de ese edificio hicieron una fila a la orilla de la calle y fueron pasando uno por uno ante un escritorio hechizo, simulado por unos blocs y una tabla, a recibir su último cheque en quién sabe cuánto. Entonces lo que me molestaba era el ruido que hacían cuando a veces trabajaban en la madrugada metiendo camiones y recibiendo instrucciones a gritos. Hasta salía enojada a callarlos porque yo tení...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a