“La gente le tiene desprecio a Energuate y por eso no paga”: Emilio Gálvez, alcalde de Malacatán | Plaza Pública

Cerrar

Encabezados - Especiales

30 de Noviembre de 2021
Autor: Elsa Coronado
Edición: Enrique Naveda

Malacatán es un municipio de San Marcos, fronterizo con México, que vive en permanente inestabilidad. Además del narcotráfico, la trata de personas y otros problemas, hay una crisis por el servicio eléctrico que ofrece Energuate. La empresa privada tiene el monopolio de la distribución, la población se queja de cobros excesivos y hay una resistencia que se conecta ilegalmente. Los que están al día ahora ya no tienen servicio. Desde finales de enero hay 90 comunidades desconectadas.

“La gente le tiene desprecio a Energuate y por eso no paga”: Emilio Gálvez, alcalde de Malacatán

El problema es en las reuniones casi clandestinas que ellos (la resistencia) hacen, donde manipulan al vecino.
Hay cosas injustas en cuanto al alumbrado público. Por ejemplo, hay personas que tienen parqueos privados y ponen la lámpara, pero más para alumbrar su terreno que para iluminar la calle.
Tipo de Nota: 
Información

“La gente le tiene desprecio a Energuate y por eso no paga”: Emilio Gálvez, alcalde de Malacatán

Texto
Ilustración: Suandi Estrada
Texto: Rich Brown
Historia completa Temas clave

Malacatán es un municipio de San Marcos, fronterizo con México, que vive en permanente inestabilidad. Además del narcotráfico, la trata de personas y otros problemas, hay una crisis por el servicio eléctrico que ofrece Energuate. La empresa privada tiene el monopolio de la distribución, la población se queja de cobros excesivos y hay una resistencia que se conecta ilegalmente. Los que están al día ahora ya no tienen servicio. Desde finales de enero hay 90 comunidades desconectadas.

A Malacatán le ha tocado vivir la crisis de energía eléctrica de la forma más crítica posible. Este año hubo un estado de prevención para aplacar las manifestaciones masivas en contra de Energuate y la municipalidad. El secretario municipal fue asesinado en un hecho todavía sin esclarecer. Murió el hombre que ingresó a la subestación eléctrica en un intento fallido por reconectar la luz. La resistencia, que insiste en no pagar y busca convencer a otros para que se sumen a la causa, finalmente se quedó sin energía hace 10 meses. No hay luz en 90 comunidades de Guatemala, fronterizas con México. 

Plaza Pública entrevistó al alcalde Emilio Gálvez a mediados de octubre. Pistola al cinto, vaqueros, gorra y camisa de trabajo con distintivo de la municipalidad que dirige, accedió a una entrevista en su despacho. En poco más de una hora habló de la resistencia y la rebeldía de las comunidades que se niegan a pagar por lo que consumen, y de una empresa que “abusa” con los cobros y el mal servicio. 

[relacionadapzp1]

La alcaldía intenta mediar. Energuate le pide convencer a los líderes para que firmen actas de no agresión para que los empleados entren a revisar las conexiones. La comuna dice que en el municipio hay 200 comunidades, de estas hay 90 afectadas. Solo dos aceptan la presencia de las cuadrillas de la empresa en su territorio. Las demás se oponen porque aspiran a un servicio eléctrico nacional o municipal, y se resisten a pagar lo que le deben a la empresa.  

El alcalde quiere convencer a las personas de que acepten el “yugo” de la deuda con la única distribuidora que les puede proveer el servicio, y se ofrece dar seguimiento a las quejas por “fraude y abuso”. Sin certeza de que su intervención funcione, la población sigue en resistencia y los grupos que la apoyan se han acercado al edil para que se les una. La municipalidad le adeuda a Energuate 51 millones de quetzales. 

¿Cuál es la magnitud del problema eléctrico en Malacatán?

En el departamento de San Marcos es el municipio que atraviesa la crisis más grande. Esta situación lleva alrededor de 20 años porque pobladores motivados por algunos grupos sociales, tal vez de alguna corriente ideológica, comenzaron a oponerse a la transnacional (Energuate). Hay organizaciones sociales que han destruido las oficinas de Deocsa (Distribuidora de Occidente, Sociedad Anónima, que pertenece a Energuate) y también las instalaciones municipales. Eso lleva a un ambiente de zozobra, un ambiente inestable, hablando económicamente, porque tenemos comercio, hoteles, una frontera, y a un ambiente de inestabilidad por los cortes de luz. 

¿Por qué la gente se vuelca contra la municipalidad? 

La resistencia ofrece una empresa municipal manejada por vecinos y con esta idea se incrementó el número de personas que no pagan la luz. Y los que no pagan presionan a los que sí pagan porque dicen que solo así se va a lograr el propósito. En fin, primero vinieron los cortes de Energuate y la inestabilidad, a tal grado que el último corte de este año fue en enero y 90 comunidades se quedaron sin luz. 

[relacionadapzp2]

¿Qué explicación les ha dado Energuate ante estos cortes? 

Energuate dijo en una reunión pública que no hicieron corte, sino que hubo una falla. La Comisión Nacional de Energía Eléctrica dijo que, independientemente de si es corte o es falla, la red está dañada. Hacen falta fusibles, cañas, transformadores y se desconoce cuál es su paradero. El Procurador de los Derechos Humanos presentó un amparo, pidió la ejecución del amparo, pero Energuate se defiende con que no es corte, por lo tanto, a pesar del amparo, no procedió la reconexión. Hemos tenido más de 50 reuniones para tratar el tema. 

¿Y a qué conclusiones han llegado en estas reuniones? 

La conclusión es la misma, que Energuate dice que no hay corte, que hay una falla y que necesita revisar dónde está. Para hacerlo dice que necesita un compromiso de cada ciudadano de cada lugar que tenga el servicio registrado. No están hablando de convenio de cobro, solo piden que la gente les dé acceso para hacer la revisión de las redes en las 90 comunidades. Ellos dicen que tienen que revisar porque la falla puede estar aquí a la orilla de Malacatán o estar a dos o tres horas de aquí, que ya son aldeas de Tajumulco, por ejemplo. Pero las comunidades no acceden. 

¿Y por qué se niegan a que las cuadrillas de Energuate entren a sus territorios? 

Los grupos sociales radicales manipulan a la población diciéndoles que Energuate les va a quitar su casa, que están pidiendo las escrituras para poder quedarse con sus propiedades. Ante esa campaña que está a cargo de algún grupo de vecinos, los demás definitivamente tienen miedo. Y no hay razón que les pueda hacer cambiar de opinión. Energuate quiere entrar para colgar cañas donde tenga que colgar y quitar conexiones donde tenga que quitar. 

¿Por qué llegan al punto de creer que les pueden embargar la casa? 

Hay vecinos que deben 20,000 o 30,000 quetzales. Lo último que Energuate dijo es que ellos quieren conectar la luz y que llevarán unidades móviles de atención al cliente para que la gente pregunte cuánto debe y ofrecen una rebaja del 50% y el otro 50% pagadero en 20 o 30 años. Pero las malas campañas le han cegado a la población esta posibilidad y tienen sin luz a 90 comunidades, la mayoría de Malacatán, y 20 de Tajumulco. 

[relacionadapzp3]

¿Qué otras alternativas han analizado?

Llegamos a un acuerdo con Energuate de que, si no se podía en las 90 comunidades, empezáramos con las seis más cercanas al casco central. Las llamé, reuní y le dije que aceptaran, y así, cuando las otras comunidades vieran esto, también harían el compromiso y les restablecerían el servicio. De las seis solo dos cumplieron con traer el acta. 

¿Y sin acta no pueden hacer nada?

La firma de la comunidad significa que están de acuerdo, que no van a ser violentos con los agentes de la empresa y que los van a dejar trabajar. Algunos grupos radicales, de alguna corriente política o ideológica, se encargan de hacer campañas negativas, y se encargaron de hacer una campaña tan negativa, tan horrible, que vinieron destruir el edificio municipal. Toda su fachada. Destruir la vida del señor secretario Milton Alfaro, quien fue asesinado a raíz de este conflicto. Golpearon a personal de la municipalidad, pusimos las denuncias y no ha procedido nada. 

[El caso sigue en fase de investigación, el Ministerio Público no ha realizado capturas por el hecho, por lo que se desconoce si el crimen está vinculado con el conflicto eléctrico.]

¿Cómo ocurrió el asesinato del secretario municipal?

El día de la manifestación casi matan al secretario, porque él se había quedado sin oxígeno y quedó muy golpeado, muy lastimado, y a los pocos días fue asesinado de bala por este mismo conflicto. 

En las comunidades lo señalan a usted de estar del lado de Energuate. ¿Cuál es su postura?

Lo he dicho un montón de veces, está publicado, donde le pido a la población que por favor reflexione y que dejemos esa cultura de muerte y violencia y que cada uno sea responsable de los elotes que se come.

[relacionadapzp4]

¿Qué opina de la explicación de Energuate, de que hay una falla y que no es un corte generalizado?  

Mire, yo no soy especialista en la parte técnica. Esta situación no está al alcance de nosotros, no es como con las empresas telefónicas o los bancos, que si uno no quiere brindar el servicio entonces nos vamos con el otro. Ante el monopolio no tenemos opción. 

[frasepzp1]

¿Se ha hablado en las mesas de diálogo sobre la problemática de tener un monopolio y cómo cambiar la situación?

Cómo cambiar esto si el convenio que se firmó con Deocsa es por 50 años. Por ahora lo que nos queda es aceptar el yugo y pensar en una reforma al monopolio. Que el Inde haga convenio con otra empresa, que haya opciones. 

¿Qué tan factible es implementar una empresa eléctrica municipal? 

No es alcanzable. Malacatán es el municipio más grande del departamento. ¿Cuántos millones costaría la red y la planta de distribución? Estamos hablando de un proyecto municipal, que el gobierno no nos va a dar. Porque, ¿de quién es la red actualmente? Y aquí hay otro problema, porque muchos ayudaron a cargar los postes para llevar energía a sus comunidades, e incluso compraron postes cuando hacían falta. Cuando ya estaba todo instalado el estado lo puso todo a su nombre, hasta el último poste y pedazo de cable, y con la privatización lo vendió todo, por lo tanto, pasó a ser propiedad de Deocsa. 

[relacionadapzp5]

Hablemos de la municipalidad y la deuda con Energuate. ¿Cómo se originó?

La municipalidad tiene una deuda de 51 millones de quetzales que viene desde hace 20 años, cuando comienza el conflicto, y que se acumuló por descuido de los alcaldes que no se hicieron responsables del pago del alumbrado público. Solo de este pago se deben 48 millones de quetzales a la fecha. Los restantes tres millones son de consumo desde hace varias administraciones. 

¿En qué situación se encuentra el proceso de pago? 

La administración anterior hizo un convenio y giraron 10 cheques sin fondos, según nos informa la empresa. Nosotros entramos el año pasado y estábamos pagando los servicios hasta que en octubre dejaron de enviar el recibo porque dijeron que habían pasado el caso a jurídico. Entonces no se pagó por impedimento de la misma empresa, teniendo nosotros la voluntad de pagar. Mientras tanto la pandemia y la violencia, porque cada ocho días había manifestaciones frente a la muni por el tema de la energía. Hace como dos meses me mandaron un aviso diciendo que iban a continuar con el juicio, a tal grado que llegaron con la orden de corte. 

¿Les cortaron el servicio?

Sí, a todos los servicios municipales. Desde salones, canchas, el edificio municipal, los polideportivos, todas las áreas municipales, pero lo más duro es que nos abastecemos del agua a través de pozos que necesitan energía para funcionar, así que también nos dejaron sin agua. En ese tiempo vinieron unos señores y me ofrecieron una conexión ilegal, pero me negué. 

¿Quiénes le hicieron ese ofrecimiento?

Vecinos que están en organizaciones en resistencia. Les dije que somos la municipalidad y tenemos que hacer las cosas bien. Lo que hicimos fue instalar una mesa técnica con la empresa y empezar el proceso de negociación. Llegamos a un acuerdo y restablecieron el servicio para la municipalidad. Esto nos da la ventaja de acercarnos a la empresa y proponer arreglar el problema de todo el municipio. De tal manera que ahora vamos a ir aldea por aldea, ya que no se puede resolver el tema con las 90 comunidades. Y si una aldea está de acuerdo y entra en el convenio con Energuate se puede hacer una conexión solo para esa aldea. 

[frasepzp2]

En las comunidades hablan de cobros desmedidos por el servicio. 

Al hacer cálculos la gente se dio cuenta de que al final el servicio de luz es caro. Y de repente hay errores, hay estafa y un montón de irregularidades, que ese es otro tema a hablar con Energuate. Pero el tema primario es conectar la luz. La municipalidad puede instalar una mesa técnica permanente para tratar los abusos que comete la empresa con los costos. Por ejemplo, si un recibo venía de 100 luego llegó de 500 quetzales. Vemos los recibos, el registro histórico y vamos resolviendo. 

[relacionadapzp6]

¿Qué costo político ha tenido para usted esta problemática y su papel como mediador? 

No se puede cuantificar, y la opinión positiva o negativa que tengan las personas respecto a mi gestión o respecto a qué se está haciendo puede ser relativa al resultado que podamos generar. El objetivo es regular a las personas. La resistencia era fuerte en el sector del altiplano de San Marcos, pero muchos ya no están con ellos. Por ejemplo, en municipios como Comitancillo y otros lugares hay 98% de personas que sí pagan y antes estaban en un 40 o un 50% de gente que no pagaba. 

Entonces, según usted, ¿la resistencia se debilita?  

No hablemos de debilitamiento, la gente tiene derecho a vivir en resistencia de acuerdo a sus ideales, pero la gente entró a comparar y voluntariamente entendieron que les salía más barato pagar el recibo de la luz que pagar una planta generadora o una planta solar, porque esta no funciona con la misma capacidad que le puede funcionar la energía eléctrica. 

Un vecino de la comunidad Margaritas me dijo que gasta de cinco a seis galones de combustible diario y la planta no resiste tanto tiempo, la tiene que apagar. Si antes pagaban 400 quetzales ahora pagan más de 3,000 quetzales en energía. La conclusión del vecino es que quieren pagar, pero que la empresa no abuse y que si se hace convenio que sean claros de cómo va la deuda y no alteren los acuerdos a los que lleguen. 

¿Y el problema de fondo, que son los cobros?

El Concejo Municipal tiene toda la disposición de apoyar. Ya se lo propusimos a Energuate, que aquí vamos a tener una oficina municipal para atención a las personas y nosotros le vamos a recibir su queja al ciudadano por escrito, verbal, fotográfica, como sea, y se la vamos a pasar a Energuate con todos los datos para que resuelva. La queja de la gente, por ejemplo, es que cuando cortaron la luz en el pueblo y la cabecera municipal estuvo 33 días sin luz, no hubo descuento y la gente tuvo que ir a pagar su recibo a pesar de no tener luz. 

[relacionadapzp7]

¿La municipalidad ha tenido acceso a hablar con los vecinos?

Nosotros no tenemos ningún problema para entrar a ningún lugar. El problema es en las reuniones casi clandestinas que ellos (la resistencia) hacen, donde manipulan al vecino. Hay líderes que quieren hacer convenios, pero le tienen miedo a las represalias. Por ejemplo, cuando cité a los cocodes y les pedí que fueran de casa en casa para preguntar si Energuate podía entrar a revisar el cableado, de 20 Cocodes algunos dijeron que mejor renunciaban, porque si firmaban algún papel con Energuate iban a quemarles sus casas. El conflicto está ahí. 

¿Hay alguna denuncia contra Energuate por ese corte de 33 días que hubo en la cabecera municipal?

Eso fue en el periodo anterior. Ahorita estoy molesto por el corte que hicieron este año. Yo he sido claro con ellos, les he dicho que tienen mala gente, mala atención, cuando uno llega a la oficina toca la puerta y quiere que le resuelvan un problema, nadie atiende. Me pasó. Mandé a mi hijo porque queríamos un servicio nuevo y le dieron la espalda. No sirvió que le pedí apoyo al encargado de Coatepeque y que este llamó al encargado de Malacatán. No solo la gente está rebelde, no quiere pagar porque le tienen ira, tirria, desprecio a Energuate y todavía con la mala atención. ¿Cómo quieren que la gente se acerque si no mejoran su atención? 

¿Qué pasa con el tema del alumbrado público? ¿Por qué son tan elevadas las cuotas para las personas? 

Comparado con otros municipios no son altas. Porque hay municipios que cobran más de 50 quetzales al mes. La tarifa no la fijamos nosotros, la fija la Comisión Nacional de Energía Eléctrica con Energuate. Nosotros logramos que la bajaran 1.50 y pasó de 31 a 28 quetzales por cada usuario [Nota del editor: los datos no coinciden, pero no hemos logrado verificar cuál es el correcto]. El problema es que las lámparas antiguas de 175 watts pagan 160 quetzales al mes, y el costo de una lámpara LED es de 35 a 40 quetzales al mes. Dentro del casco urbano logramos ya la implementación de todas lámparas LED, luz blanca, pero nos faltan las comunidades. De Margaritas para allá (hasta la frontera El Carmen), todas esas 90 comunidades tienen alumbrado público caro. 

[relacionadapzp8]

En otros municipios han logrado acuerdos para que Energuate cobre un porcentaje fijo en lugar de una cuota por alumbrado. Esto rebaja significativamente el costo del servicio. 

Lo que pasa es que las personas no entienden que somos parte de un solo municipio, y que ellos vienen de día, de noche, o a cualquier hora de madrugada, y están iluminadas las calles. ¿Qué pasaría si no hay luz allá y tampoco aquí en el pueblo? Estaríamos jodidos. Es complejo pensar que se podrían iluminar todos los callejones y todas las calles de las aldeas cuando están muy distantes y no hay red de distribución.

Sí hay cosas injustas en cuanto al alumbrado público. Por ejemplo, hay personas que tienen parqueos privados y ponen la lámpara, pero más para alumbrar su terreno que para iluminar la calle. Ya viene todo ese proceso de corrección. La muni, por ejemplo, paga 160 quetzales fijos por cada lámpara de mercurio, aunque se haya quemado algunos días del mes o no esté funcionando. Cobran el monto fijo porque está contabilizada y no tiene medidor. La única forma de no pagar es cuando la muni la reporta. Antes no se hacía, ahora se va a hacer. 

[relacionadapzp9]

¿Cuánto ha cobrado Energuate por el alumbrado público de Malacatán?   

Tenemos que llegar a un acuerdo para revisar cuánto han cobrado ellos de alumbrado público, si lo han abonado a la deuda, cuánto es o si hay remanente. 

De vuelta al tema de origen. Hay comunidades que no darán su brazo a torcer y dicen que prefieren pasar sin luz hasta que se resuelva como ellos quieren. 

Eso ya lo platicamos. El tema no es conmigo, es con la empresa. Si ellos no quieren, okay, trabajamos con los que sí quieren y comiencen a arreglar su problema. Porque la deuda incluye intereses cada mes y si no se para sigue creciendo. Aquí la decisión es mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Si caemos en lástima y en decir “pobre la gente, no tiene para pagar”, preguntémonos cómo puede existir un estado si el guatemalteco se hace ajeno a sus impuestos. Así no se puede.

Autor
Edición
Autor
a
u
Edición
a