Cerrar

Ir

Tengo permiso de hacer cosas para mí

¿Qué tanto de nuestro tiempo está dedicado a actividades exclusivamente nuestras? Seguro comparto con muchas mujeres esa sensación de no tener derecho de «desperdiciar» mi tiempo.
Tipo de Nota: 
Opinión

Tengo permiso de hacer cosas para mí

13 de Marzo de 2021

Redes-lateral

Las mujeres de mi generación para arriba hemos pasado de ser hijas de nuestros padres a ser esposas de nuestros maridos y luego madres de nuestros hijos. Con muchas y muy notables excepciones, por supuesto, pero, mientras más nos fijamos en generaciones anteriores, mejor vemos cómo hasta en las noticias que se dan de ellas se las identifica en función de terceros, preferiblemente hombres.

Hay una pérdida de identidad que he visto en mis contemporáneas y que es complicada de explicar de forma satisfactoria cuando una quiere hacérsela ver a los hombres a su alrededor. Permea todos los aspectos de la vida, hasta la forma en la que una se arregla. Tengo amigas de más o menos mi edad con las que tratamos de examinar la pérdida de interés en lo propio de muchas mujeres. Esa queja de sus parejas cuando dicen «es que se descuidaron en cuanto se casaron» o «las mujeres solo se arreglan...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a