Cerrar

Ir

Semiótica antropológica: un asalto a mano armada

El joven buscaba «graduarse» de delincuente, por lo que había planificado un asalto a mano armada, el cual sería su prueba de fuego para ganar la aceptación.
Tipo de Nota: 
Opinión

Semiótica antropológica: un asalto a mano armada

12 de Agosto de 2020

Redes-lateral

Lunita, nuestra perrita westie de cuatro años, ha sido el pretexto para salir a caminar con mi esposa. Recientemente, cerca del parque Kaminaljuyú, nos asaltaron. Fue un chico flaco, armado con una escuadra plateada. Se abalanzó contra mí gritando violentamente: «Dame todo lo de valor que tengás o te morís, hijo de p… O te morís o te morís».

Interpreto, desde la semiótica antropológica, que el joven, de unos 25 años, estaba viviendo un rito de paso. Respiraba muy nervioso. Es seguro que estaba en medio de una ceremonia para ser admitido por un grupo criminal. Transitaba un momento liminar de su vida: esa tarde debía transformarse. Y para alcanzar ese estadio debíamos recorrer juntos un trecho. Él me seleccionó como objetivo y en ese instante, conscientemente o no, agrietó mágicamente un portal que nos permitió el acceso a otra di...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a