La Batu de las Niñas | Plaza Pública

Cerrar

Ir
El 25 de noviembre 2021, decenas de niñas llegaron a manifestar en bicicletas frente al Congreso de la República, exigiendo justicia para los casos de violencia contra la niñez. Asociación Coincidir

La Batu de las Niñas

Tipo de Nota: 
Información

La Batu de las Niñas

Historia completa Temas clave

Fátima Pérez Mendoza llegó a la Asociación Coincidir en 2018, tenía siete años. En su escuela (en El Tejar, Chimaltenango) buscaban a niñas que quisieran participar en una marcha de más de 40 kilómetros para el 8 de marzo. Las niñas levantaron la voz para exigir justicia y un alto a la violencia contra las mujeres.

Desde esa actividad, Fátima siguió en la asociación y ahora con 11 años, participa en diálogos con diputados para que aprueben una ley que permita el acceso gratuito al internet para niñez y adolescencia.

Coincidir desarrolla programas en Chimaltenango y Jalapa, buscan informar y formar a niñas y adolescentes sobre sus derechos. Enfatizan también en que conozcan cómo la corrupción obstaculiza su acceso a oportunidades.

«Apoyar a las niñas significa algo muy grande porque yo podría estar pasando algo similar y que vengan otras niñas a apoyar sería muy bonito», dice Fátima. Ella sueña con ser repostera y ya sabe hornear pan. Dice que antes de Coincidir era tímida, hablaba solo después de memorizar, pero ahora sabe expresar sus pensamientos y usar sus propias palabras. Se siente en familia con las demás integrantes del equipo.

Libny Anali Osorio Tol es otra integrante de 13 años, su acercamiento con la realidad de otras niñas y mujeres guatemaltecas fue al participar en la marcha de las bicicletas. Esta actividad reunió a decenas de niñas y adolescentes que llegaron pedaleando a la Plaza de la Constitución en la capital. Exigían justicia para Sharon Figueroa en Petén.

«Tenía muchos nervios, pero a la vez una mezcla de emociones linda porque me divertí. Nosotras alzamos la voz por las niñas que sufren violencia y el gobierno no hace nada, por eso no podemos quedarnos calladas», asegura Libny.

La asociación Coincidir también formó La Batu de las Niñas que, a través de consignas y cánticos, manifiestan y apoyan a víctimas de violencia. Ellas han hecho plantones en Quetzaltenango, Chimaltenango y la capital, para hacerse escuchar y respaldar a niñas y adolescentes sobrevivientes de violencia.

Como en otros casos, con tambores y a viva voz, La Batu de las Niñas exigió junto a otras organizaciones justicia para Luna en diciembre de 2021:

[embedpzp1]

Conocer sobre la corrupción en el país entristece a Libny, porque sabe que están restando oportunidades a la población, pero asegura que es importante entender esta problemática. Y lo expresan, como en esta esta actividad realizada en Chimaltenango

[embedpzp2]

Para Libny ser mujer es ser una hermana que ayuda a las demás y trabaja para que reconozcan sus voces y capacidades. «Debemos demostrar que estamos empoderadas, que somos trabajadoras, inteligentes y no nos pueden callar».

 

Autor
Autor
a
u
a