Cerrar

Ir

El autismo de Temple Grandin

Se trata de un caso real que nos demuestra que la inteligencia es relativa, y que existen distintas maneras de aprovechar al máximo cualquier aspecto de la misma
Tipo de Nota: 
Opinión

El autismo de Temple Grandin

25 de Enero de 2013
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Redes-lateral

Casi siempre me encantan las charlas de TEDtalks[1] y las animaciones de TEDed[2]. TED[3] es una organización no lucrativa de origen estadounidense, dedicada a la difusión de ideas innovadoras que vale la pena dar a conocer (“ideas worth spreading” como dicen en su eslogan). Se concentran en la organización de charlas y conferencias, dictadas por personas con ideas innovadoras, y que nos invitan a pensar sobre las cosas desde una perspectiva no convencional.

Hace un par de meses, llegó a mi correo una charla titulada “The world needs all kinds of minds” (“El mundo necesita todo tipo de mentes”) impartida por una mujer llamada Temple Grandin, que fue diagnosticada con autismo desde muy temprana edad.

La historia de Temple Grandin me resulta muy interesante por distintos motivos. Para empezar, no me cuesta mucho imaginar lo que debe haber sentido al ser considerada una niña “diferente”...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a