Cerrar

Ir

Mi tío Chiqui, el cucurucho de las cremitas

Con su muerte se va una forma de vivir las vacaciones y la espiritualidad, una parte de nuestra propia vida.
Tipo de Nota: 
Opinión

Mi tío Chiqui, el cucurucho de las cremitas

07 de Julio de 2021

Redes-lateral

Parar en las cremitas (la emblemática La Morenita en la zona 6 de la capital) siempre era algo usual con él.

La Semana Santa de mi infancia —y de la juventud de mis hermanos— era ir de procesión en procesión por todo el centro histórico de la ciudad de Guatemala. Desde que recuerdo se comenzaba igual: el Viernes de Dolores yendo a traerlo al aeropuerto; el sábado en la tarde yendo a ver la procesión de la Recolección; el domingo, la de San José; el lunes, la de la Parroquia, y así hasta terminar el Viernes Santo esperando la de la Merced, frente a Santa Teresa, y, en la tarde y noche, la trilogía de...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a