Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Felipe quería estudiar, quería una bicicleta
Ir
Catarina Alonzo, 31, madre de Felipe, en un momento de oración, frente al ataúd de su hijo

Felipe quería estudiar, quería una bicicleta

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 10 mins

El 18 de diciembre Felipe Gómez y su padre Agustín llamaron a su madre para avisarle que habían llegado a Estados Unidos y estaban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza. Seis días después, en noche buena, Felipe murió. Fue hasta el pasado sábado 26 de enero que su cuerpo volvió a Yalambojoch, en Nentón, Huehuetenango, su tierra natal. Felipe es el segundo niño guatemalteco que muere bajo el cuidado de autoridades estadounidenses.

[galeria]

A las cuatro de la mañana del sábado 26 de enero, sonó en Yalambojoch, Huehuetenango, una sirena. Terminada la sirena, en Chuj, el representante anunció a la aldea que Felipe Gómez Pérez, “el niño que murió en Estados Unidos”, estaba pronto a regresar a casa, que ya iba de camino. Tres horas después, en un ataúd blanco, el cuerpo de Felipe ingresó a la iglesia, cuando todo era silencio. Cuando el frío era tenaz.  

La madre de Felipe, Catarina Alonzo de 31 años, si...

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a