Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Charlottesville, o Del legado colonial
Ir

Charlottesville, o Del legado colonial

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
14 08 17

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Estos días no me gustaría vivir en Charlottesville, Virginia, o en el sur de los Estados Unidos.

Han recorrido el mundo las escenas de supremacistas blancos y de neonazis desafiando con antorchas a la comunidad universitaria y atacando a quienes protestaban pacíficamente su presencia. A pesar de que los neonazis estaban armados hasta los dientes, las fuerzas de seguridad brillaban por su ausencia para mediar en el caos. El saldo es de tres muertos —entre ellos una joven activista— y una veintena de manifestantes heridos, atropellados por uno de estos fanáticos terroristas.

Recuerd...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a