Cerrar

Ir

Cuando la violencia se disfraza de «cuidados»

Lo «normal» es que nos cuidemos, y no que nuestra integridad sea respetada por esa supuesta naturaleza violenta o lujuriosa del hombre vista como biología.
Tipo de Nota: 
Opinión

Cuando la violencia se disfraza de «cuidados»

21 de Marzo de 2020

Redes-lateral

La ausencia de sentido crítico en nuestras relaciones sociales y la violencia implícita en ellas suelen ahogar en la cotidianidad la naturalización de la desigualdad contra las mujeres bajo una serie de disposiciones que demandan un comportamiento adecuado o propio de nosotras sin cuestionarse las relaciones que provocan estos cuidados, que, de no ser observados, nos culpabilizan y responsabilizan cuando somos objeto de violencia.

Como muchas otras niñas, al ir a estudiar usaba falda, algo aparentemente trivial que no solo nos limitaba para jugar: por ser niña, crecí con la idea interiorizada de que debía cuidarme de no mostrar nada sin cuestionar por qué debía ser yo la que guardara las maneras, y no que los demás respetaran mi cuerpo. El uso de un tipo obligado de prenda no solo nos limita el juego y la recreación de manera diferenciada a las niñas, sino que también se nos impone a través de la vest...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico