Cerrar

Ir

No se trata de renunciar al almuerzo, sino de recuperar la fe en la función pública

El ciudadano quiere cambios de fondo, pero también necesita símbolos que le recuerden que en política y gobierno no todo está perdido.
Tipo de Nota: 
Opinión

No se trata de renunciar al almuerzo, sino de recuperar la fe en la función pública

13 de Febrero de 2020

Redes-lateral

Que el costo de un almuerzo no tiene la misma prioridad que resolver los problemas de fondo, vociferan algunos. Y tienen razón.

Parcialmente.

Desde enero hemos sido testigos de un interesante ejercicio de semiótica en política. La diputada Vicenta Jerónimo, del MLP, ha puesto sobre la mesa un tema ventral para nuestra sociedad: la ética del servidor público.

Con una cruzada solitaria pero consistente, Jerónimo logró activar un efecto dominó dentro del Congreso que tuvo como momento destacado forzar a Felipe Alejos a renunciar a parte de sus privilegios pagados con fondos del Congreso. Al ojo público, tra...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a