Cerrar

Ir

El caso de los 28 desaparecidos

Los culpables están muertos, las víctimas están desaparecidas. ¿Qué hacer para que esto no vuelva a suceder?
Tipo de Nota: 
Opinión

El caso de los 28 desaparecidos

12 de Marzo de 2012
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Redes-lateral

Hace 40 años, el ejército de Guatemala inició en América Latina el perverso ejercicio de los “desaparecidos” como método de terror.

No es la muerte sino su sucedáneo; y desde entonces desaparecer en Guatemala es no existir. Es ontológicamente el no ser siéndolo. Como no me encuentran, no existo. ¿Cuánto tiempo se necesita para no existir? ¿Por qué la negación del ‘estar’ en alguna parte?

Hay tres razones diabólicas por las cuales se introdujo por vez primera el mecanismo del ‘desaparecido’: la primera es que en el interior de un conflicto político se establecen espacios para producir la terrible ambigüedad...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a