Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La diplomacia empresarial guatemalteca tocó puertas en Noruega y fracasó (en 5 puntos)
Ir

La diplomacia empresarial guatemalteca tocó puertas en Noruega y fracasó (en 5 puntos)

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
4 12 15

La campaña de desprestigio contra las organizaciones sociales que se oponen a los megaproyectos en Guatemala incluye un fallido intento de influir en las relaciones de cooperación entre Noruega y Guatemala.

El Gobierno de Noruega anunció el cierre de la embajada de dicho país en Guatemala, decisión basada en ajustes a la política de cooperación para hacer frente a la crisis global de refugiados. Los drásticos recortes propuestos por el Gobierno noruego al financiamiento de cooperación global no fueron secundados por los demás partidos que apoyan la coalición de derecha que gobierna Noruega. El presupuesto de cooperación sufre modificaciones, pero menos dramáticas que las que inicialmente se habían propuesto. Aunque se retire de Guatemala la embajada del país nórdico, los lazos de amistad entre organizaciones de ambos países persistirán. A continuación, algunos elementos de la fallida estrategia diplomática de la élite.

1. Diplomacia corporativa

En 2011, el entonces ministro de Economía de Guatemala, Luis Velásquez, viajó a Noruega para reunirse con funcionarios del Ministerio de Comercio de dicho país. Le acompañaban Mario Marroquín Rivera, de Goldcorp; Jorge Lemcke, de Cementos Progreso; Steffan Lehnhoff, de Fundesa y representante de la Compañía Petrolera del Atlántico, y Guillermo González, del Cacif y alto directivo de la Asociación de Amigos del País, agrupados en la Asociación para la Promoción de la Libertad y el Desarrollo Sostenible (ALDS). Esta visita fue una de varias que sostuvieron en Europa enmarcadas dentro de una estrategia de desprestigio a las organizaciones sociales guatemaltecas.

Dicha estrategia también incluyó el nombramiento de Lemcke como embajador en los Países Bajos, desde donde podría influir en la percepción internacional del movimiento social guatemalteco. En 2014, Eduardo Aguirre, gerente de Relaciones Institucionales de Cementos Progreso, se reunió con el ministro noruego de Relaciones Exteriores. La fecha en que esa reunión ocurrió coincidió con las fechas en las que se llevó a cabo el evento Oslo Freedom Forum (OFF), organizado por la Human Rights Foundation (HRF) en Oslo. La HRF es una fundación que se enfoca en la promoción de los derechos humanos individuales y de la democracia liberal. OFF es el evento anual insignia de dicha fundación.

[frasepzp1]

2. Redes globales neoliberales/conservadoras

No es la primera vez que representantes de la élite guatemalteca asisten a este evento. En 2009 acudió Pedro Trujillo, de la Universidad Francisco Marroquín. Uno de los objetivos del OFF es establecer y fortalecer vínculos entre individuos y organizaciones afines para el intercambio de ideas y estrategias. OFF ha despertado controversia, pues, además de tener una agenda política proneoliberal muy clara, la HRF recibe financiamiento de organizaciones de la extrema derecha de Estados Unidos[i].

Una de las organizaciones que financia HRF es la Atlas Economic Research Foundation, considerada una de las principales agencias del lobby corporativo transnacional y financiada, entre otros, por compañías petroleras (Exxon) y tabacaleras (Morris).

La Atlas Economic Research Foundation, conocida también como la red de la libertad, es el medio a través del cual organizaciones neoliberales comparten información, conectan con organizaciones afines en todo el mundo y construyen consensos. La red de la libertad enlaza a organizaciones guatemaltecas con organizaciones afines en todo el mundo. Entre las organizaciones guatemaltecas se encuentran la Universidad Francisco Marroquín (UFM), el Centro de Estudios Económicos y Sociales (CEES) y el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), todas con vínculos con la élite conservadora de Guatemala, como muestra Fernando Valdez en su libro El gobierno de las élites globales: cómo se organiza el consentimiento, la experiencia del Triángulo Norte.

3. La fabricación del terrorista guatemalteco

En general, el neoliberalismo debe entenderse como plural en la práctica política y como una identidad sustentada en ideas relacionadas con el libre mercado, con la reducción de los gobiernos y con la libertad individual, pero con sus particularidades históricas y con sus prácticas específicas en cada país.

El neoliberalismo quizá puede concebirse como un colectivo de pensamiento de proporciones globales[ii], con vínculos con la Sociedad Mont Pelerin y con la red de think-tanks simpatizantes de la derecha, aglutinados en la Atlas Economic Research Foundationvi.

La élite guatemalteca y sus think-tanks y universidades son un híbrido sui generis. Mientras promulgan ideas de libre mercado, de reducción del Estado y de libertades individuales, su ideología también carga resabios del anticomunismo de la guerra fría. Así, vemos que, aunque la élite empresarial no necesariamente apoye de manera abierta a la Fundación contra el Terrorismo, tampoco toma distancia de ella explícitamente [iii]. La forma como el Gobierno y la élite han dado la cara ante las protestas de las organizaciones que se oponen a la imposición de megaproyectos tiene un fuerte componente de ideas anticomunistas, paralelas a la noción del enemigo interno, que guiaron la contrainsurgencia y eventualmente el genocidio en Guatemala.

En Guatemala existe una alianza discursiva entre el sector empresarial, los militares, el Gobierno y los medios de comunicación controlados por la élite, que condiciona cómo el Gobierno y el sector empresarial harán frente a las protestas populares. Documentos producidos por empleados de la UFM conceptualizan a quienes se oponen al proyecto de la élite como terroristas y definieron a las embajadas de Noruega, Suecia y los Países Bajos como sus fuentes de financiamiento.

La gira que miembros de la ALDS realizaron en Europa en 2011, el nombramiento de Lemcke como embajador en los Países Bajos en 2012 y la visita de Aguirre al Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega en 2014 son acciones concretas sustentadas en esa alianza.

[frasepzp2]

4. Cómo se difunde la confusión

Los think-tanks neoliberales publican trabajo académico dirigido a audiencias específicas, y los periodistas aliados se dedican a promover y vender dicha producción académica o a promover versiones tergiversadas y manipuladas de la realidad. Un ejemplo es el programa dirigido por Sylvia Gereda de Torrebiarte, en el que participaba Pedro Trujillo, en Canal Antigua.

Otra estrategia de estas redes de redes es combinar producción académica con textos más accesibles, con una simplificación populista. Por ejemplo, los pasquines firmados por la Fundación contra el Terrorismo, distribuidos por elPeriódico en 2013, en los que se pasó de la descalificación de los sobrevivientes de la guerra y de la negación del genocidio al ataque y a la difamación de activistas ambientales y de derechos humanos como Yuri Melini (Calas), el Parlamento del Pueblo Xinka y la cooperación noruega, sueca y holandesa, con una retórica claramente anticomunista.

Las redes de redes también fabrican reputación internacional a través de premios y reconocimientos otorgados por organizaciones afines, lo que contribuye a difundir agendas particulares. La UFM utiliza personas cuya reputación ha sido afianzada en estas redes de redes para validar y legitimar sus argumentos con un fuerte contenido ideológico, pero con una pátina académica.

Por ejemplo, Mary Anastasia O´Grady, miembro de la junta editorial de The Wall Street Journal, dictó una conferencia en 2006 en la que se sentaron bases de los documentos que posteriormente produciría la UFM y difundiría al Gobierno para articular la estrategia contra el movimiento popular[iv]. En su ponencia, O´Grady habla del ambientalismo como la ideología totalitaria que reemplaza al comunismo en el plano político, valora el papel de la Iglesia como negativo en los conflictos y acusa a los activistas ambientales de ser hipócritas que se quieren enriquecer con el conflicto. O´Grady tiene una larga historia como defensora acérrima de las élites latinoamericanas. Su prestigio se sustenta en premios que ha recibido de organizaciones vinculadas todas en la red de redes de la Atlas Economic Research Foundation.

5. Noruega y Guatemala: la relación continúa

El anuncio del cierre de la embajada de Noruega en Guatemala desató una fuerte movilización de diversas organizaciones noruegas, así como de personas individuales —obreros, agricultores, estudiantes, académicos, artistas— que entregaron peticiones al Gobierno de no cerrar la embajada en Guatemala.

Asimismo, 87 organizaciones guatemaltecas e internacionales firmaron una carta pidiendo que el Gobierno noruego reconsidere el cierre de la embajada. En Guatemala, Susana Barrios Beltranena insinúa en su columna de Prensa Libre, quizá haciendo alusión a la estrategia diplomática de la élite guatemalteca, que el nuevo gobierno «habrá buscado otras fuentes de información y nuevos datos y cifras [para retirar la embajada]». Sin embargo, dicha estrategia no causó mella ni en el Gobierno noruego ni en las numerosas iniciativas de cooperación y amistad que existen entre ambos países.

 


[i] Entre ellas, las fundaciones Sarah Scaife and Lynde y la de Harry Bradley. Otros financistas son la Atlas Economic Research Foundation, la National Christian Foundation —una de las principales financistas de grupos evangélicos y de causas conservadoras de los Estados Unidos, así como de la derechista Randolph Foundation y de la Shelby Cullom Davis Foundation—. Además, HRF recibió entre 2007 y 2011 cerca de seiscientos mil dólares en donaciones del Donors Capital Fund. Donors Capital Fund es básicamente un fondo que financia el movimiento ultraconservador de los Estados Unidos y ha sido uno de los mayores financistas de grupos islamofóbicos y antifeministas.

[ii] Mirowski, P., y Plehwe, D., editores (2009). The Road from Mont Pelerin. The Making of the Neoliberal Thought Collective. Estados Unidos: Harvard University Press, Cambridge, Massachusets.

[iii] El 31 de julio de 2014, la ALDS invitó a una conferencia del escritor Ricardo Angoso García sobre la conflictividad en América Latina. Angoso García pertenece a la Red Justicia, Verdad y Libertad para las Américas (RJVLA), dedicada a la defensa de militares de las dictaduras militares. La Fundación contra el Terrorismo es el miembro guatemalteco de esa red. En la misma conferencia de prensa, el capitán Óscar Platero Trabanino, de Avemilgua y de la Fundación contra el Terrorismo, presentó su libro La farsa del genocidio en Guatemala. El evento se llevó a cabo en la Cámara de Industria.

[iv] Ver Informe preparado para el presidente de la república y autoridades gubernamentales en materia de seguridad, justicia y desarrollo energético, por Miguel Lisandro Castillo Girón, del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la UFM.

Dicha estrategia también incluyó el nombramiento de Jorge Lemcke como embajador en los Países Bajos, desde donde podría influir en la percepción internacional del movimiento social guatemalteco.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Las redes de redes también fabrican reputación internacional a través de premios y reconocimientos otorgados por organizaciones afines, lo que contribuye a difundir agendas particulares.