Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El espejo de la historia reciente de Guatemala
Ir

El espejo de la historia reciente de Guatemala

redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
20 09 17

«… En el recinto parlamentario permanecen apoltronados los representantes que han traficado con franquicias y con influencias.

»… Estos politicastros de pésima calaña perdieron, con sus acciones innobles y descaradas, el mandato que sus electores depositaron en ellos. Estos politicastros, que se han resistido a salir del Congreso de la República, carecen de la autoridad moral para emprender reforma alguna. Estos politicastros no pueden arrogarse más la representación de los guatemaltecos para modificar una ley que ellos mismos han pisoteado a mansalva […] Decirle no a cualquier iniciativa promovida por ellos será manifestar nuestro repudio a una piara de politicastros que ha sumido al país en su más profunda crisis institucional».

 «Razones para decir que no», Crónica, año VI, número 299, Guatemala, del 29 de octubre al 4 de noviembre de 1993, página 7.

 

***

¿Qué proponían hace 24 años los diputados de la segunda legislatura (1991-1995)? La creación de los consejos del Ministerio Público y de la Contraloría General de Cuentas para mermar la independencia de ambas instituciones, permitir a los familiares del presidente y del vicepresidente hasta el cuarto grado de consanguinidad optar al cargo de diputado y reformar más de 50 artículos de la Constitución Política de la República para favorecer su permanencia en el Congreso y no escuchar la exigencia ciudadana de que renunciasen a sus curules.

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a