Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Vivimos en un país de jodidos
Ir

Vivimos en un país de jodidos

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
17 08 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

El lunes vinieron a hablarme los papás de unos niños becados. Me pareció extraño verlos venir por primera vez sin sus hijos. Más raro aún me pareció verlos riendo sin sentido, como drogados.

Rieron al tocar la puerta, cuando abrí, al entrar y también cuando les dije que se sentaran. Pregunté cómo estaban. La respuesta fue: «Estamos tristes». Extraño. Acá siempre decimos que estamos bien aunque nos esté llevando el río. La respuesta fue literalmente así: «Estamos tristes porque, aunque estoy trabajando, el dinero no me alcanza. No importa porque siempre tenemos que ver cómo le hacemos, pero ahora no me han pagado. No tengo mi maíz para comer. ¡Ay, Dios! La necesidad es bien jo...

Ocho de cada diez habitantes mayas sobreviven sin oportunidad alguna de alcanzar los derechos mínimos.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a