Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Papá no cree en mí, pero yo sí
Ir

Papá no cree en mí, pero yo sí

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
13 10 17

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Nacer mujer no debería ser una desventaja. Formamos parte de la misma especie, compartimos un mismo planeta, tenemos semejantes capacidades y hasta podríamos querer recorrer similar camino, mas no afrontamos iguales condiciones.

Existe un cuento[1] que, con fines pedagógicos y comparativos, relata la historia de unos gemelos de diferente género, pero idénticos como dos gotas de agua. Ambos disfrutaban de las mismas actividades y de los mismos gustos y tenían las mismas esperanzas. En la escuela les iba muy bien, pero entonces la hermanita dejó de hacer las tareas y empezó a reprobar los exámenes, mientras que su hermano era mucho más dedicado y cumplido. La diferencia yac...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a