Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Lo sacro y el candado de la imaginación
Ir

Lo sacro y el candado de la imaginación

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
21 03 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

A veces da penita admitirse chapín, viéndonos tan infantiles.

Como ante la mojigatería religiosa y el oportunismo corrupto que reaccionaron a la marcha de la Poderosa Vulva. Nos deja tan mal parados esa absurda indignación, aun si no hubiera quien celebre un pene metálico en plena festividad religiosa.

No es que la marcha fuera de mal gusto. Apenas sería una más entre tanta cosa fea. Como el mobil...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a