Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La lengua
Ir

La lengua

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
18 10 18

Read time: 3 mins

Diez centímetros de carne blanda y flexible que, en antagonismo con el pene (duro y firme), son capaces de arrastrarla a una a la muerte efímera del orgasmo.

Dicen por ahí que «la lengua es un órgano sexual que algunos degenerados utilizan para hablar». Y no es que uno los prefiera mudos, pero esa saliva que se pierde en las palabras podría tener mejor fin si regara el capullo de la rosa que habita entre las piernas de la dama.

La mayoría de los hombres, con o sin experiencia, reducen los encuentros sexuales a la penetración. En estas circunstancias, las relaciones se vuelven falocéntricas, dirigidas al goce masculino. Aunque el varón crea ...

Si se aprovechan otras partes del cuerpo, digamos la lengua, se le podría bajar la presión al pobre falo, que se siente abrumado con tanta carga.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a