Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Guatemala en la punta del trampolín
Ir

Guatemala en la punta del trampolín

redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
26 07 18

Read time: 3 mins

Del 9 al 14 de julio, más de 60 profesionales nacionales y extranjeros estuvimos sumergidos, durante ocho horas diarias, en el taller-brainshop metropolitano Guatemala Metrópoli Innovadora.

Como si fuera una telaraña, todos los participantes fuimos construyendo, en un productivo canje de ideas, una serie de propuestas de planificación urbana. Pedro Ortiz, el experto en urbanismo que nos acompañó y orientó en este proceso, le llama a esto «inteligencia colectiva». Se refiere a la capacidad de generar ideas innovadoras que se potencian a partir del intercambio y la interacción del conocimiento y de las experiencias de muchas personas.

En el brainshop se generaron propuestas metropolitanas de movilidad urbana, desarrollo económico, vivienda, conectividad vial, turismo, gobernanza, medio ambiente y uso de suelos. Estos documentos producidos en una semana son necesariamente incompletos, pero representan la punta de lanza de un trabajo que se debe continuar. En tan solo ocho días se logró delinear una propuesta integral de ocho proyectos detonantes y vinculados entre sí que habrían requerido al menos tres años y muchos millones de dólares para realizarse. Dejamos trazada la trocha. Los que vengan después tendrán que calibrar la ruta y ajustar los planos.

Pero además los equipos convocados al brainshop representan un tesoro de capital humano e intelectual que no se debe desperdiciar. La articulación de las propuestas a través del diálogo en los equipos y el conocimiento generado en el grupo son un patrimonio que no se debería perder. Normalmente, en estos eventos los asistentes reciben el certificado de participación y calabaza, calabaza, cada quien para su casa. Sin embargo, Ortiz instó a las instituciones participantes a que no desaprovechen este capital humano y motivó a los asistentes a seguir construyendo inteligencia colectiva para la planificación de la metrópoli de Guatemala.

[frasepzp1]

Planificar y diseñar una metrópoli no es cosa de principiantes, pero Guatemala tiene la enorme ventaja de estar llegando tarde a la urbanización. La mayor parte de los países ya pasaron por este proceso y sin aspirina. Guatemala, en cambio, puede aprender de los otros, de sus aciertos y errores. Una oportunidad única que no debemos desaprovechar. Expertos de altísimo nivel como Ortiz han dedicado su vida a diseccionar ciudades y metrópolis y están dispuestos a echarnos una mano. Ahora, además, contamos con profesionales capacitados y con una propuesta incipiente de proyectos detonantes para la metrópoli de Guatemala. Sería una locura que fracasáramos en este intento cuando todo está a nuestro favor.

En guerra avisada no muere soldado, reza el refrán. Y Ortiz nos lanza una advertencia al señalar: «La metrópoli de Guatemala genera el 66 % del producto interno bruto del país —unos 167,956 millones de quetzales—. Cuando una metrópoli está generando las dos terceras partes de una nación, si esa metrópoli no funciona, el país no funciona. Por lo tanto, el desarrollo ordenado e innovador del área metropolitana es vital».

Se me antoja pensar que Guatemala se encuentra en la punta de un trampolín, impulsándose para hacer un clavado en la piscina. Con cada rebote se prepara para el brinco final. El salto puede ser espléndido y maravilloso o terminar en tremendo fiasco, incluso en un percance de grandes dimensiones.

Cuando una metrópoli está generando las dos terceras partes de una nación, si esa metrópoli no funciona, el país no funciona.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que la síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.