2020

Un año de tormentas

El 2020 se sintió como una lluvia constante que volvía a empapar lo mojado, luego lo desbordó. Empezó como un goteo que hacía ruido, lo creímos normal, es parte de nuevo un ciclo de cuatro años, pensamos. Pero cada mes la habitación estaba más inundada, salían a flote banderas blancas, hospitales colapsados y una pandemia que dejó lutos cortados, como trámites burocráticos abreviados.

 

Los botes salvavidas llegaron, unos cuantos, no todos los prometidos ¿Dónde están los botes salvavidas? Los encargados del rescate no respondieron. El próximo debería ser el año para dragar la inundación, el enojo acumulado en el último mes del año podría cambiar los planes.

 

Si deseas ir a nuestro sitio regular haz clic aquí.

Diseño y desarrollo: Dénnys Mejía