Walter Mazariegos, el ladrón usurpador de elecciones | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Walter Mazariegos, el ladrón usurpador de elecciones

Dejar pasar el fraude electoral de la Usac, significa ser partícipes de su sentencia y, por tanto, espectadores de las decisiones que en su nombre tomen
Los comunicados y posicionamientos no bastarán si no hay acciones que busquen romper con las estructuras mafiosas que se han tomado a punta de violencia estas elecciones
Tipo de Nota: 
Opinión

Walter Mazariegos, el ladrón usurpador de elecciones

17 de Mayo de 2022
Palabras clave

Walter Mazariegos llegó a la decanatura de Humanidades justamente después del asesinato de Mario Alfredo Calderón, quien recién había ganado por tercera vez las elecciones de esa facultad. El asesinato aún está impune. Mazariegos ocupó el puesto beneficiándose de estructuras poco transparentes que llegan hasta las extensiones universitarias en diversos departamentos del país y que son capaces de movilizar miles de estudiantes y docentes bajo coacción y amenazas.

Mazariegos, quien tuvo la más ostentosa campaña para cargo de rector, a través del grupo Innova, el sábado 14 de mayo se autonombró rector de la Universidad, bajo un proceso ilegal en donde la fuerza, la violencia y la represión fueron sus únicos aliados. Además, qué ironía que quien ha sido decano de la Facultad de Humanidades, en donde se concentran las carreras educativas, sea el peón para acabar con la autonomía universitaria y socavar la educación pública. 

Walter Mazariegos ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a