Cerrar

Ir

Un país por cárcel

Lo que ni Ortega ni Murillo saben es que, pese a todo el poder y al terror que ahora imponen, al final de cuentas quienes van a terminar con el país por cárcel serán ellos.
Tipo de Nota: 
Opinión

Un país por cárcel

08 de Julio de 2021

Redes-lateral

Daniel Ortega es un violador y Rosario Murillo su alcahueta.

El poder que paulatinamente acumuló Ortega le permitió quedar impune de un acto atroz de pederastia y violencia sexual. Contó para ello con la complicidad de su principal aliada y hoy vicepresidenta, su esposa Rosario. Esa dupla que han formado trasciende el ámbito meramente conyugal y sostiene ahora una alianza política que ha destruido la institucionalidad en Nicaragua.

Mientras cuatro décadas atrás fue abanderado de una joven revolución en el continente, ahora Ortega traiciona todos...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a