Cerrar

Ir

Pandora Papers: Rudel Álvarez, el exgobernador offshore

Tipo de Nota: 
Información

Pandora Papers: Rudel Álvarez, el exgobernador offshore

Historia completa Temas clave

Rudel Álvarez fue gobernador de Petén durante el gobierno de la UNE, aliado de Baldizón (excandidato presidencial, exdiputado y acusado por lavado de dinero en EE. UU.), y de la familia Barquín, cuyos dos miembros más renombrados terminaron en la cárcel por corrupción. Según documentos filtrados a ICIJ, un mes antes de dejar la gobernación creó un fideicomiso que posee el 99% de las acciones en un hotel en Belice. Liliana Orellana, contratista del Estado en Petén, también posee una acción.

Redes-lateral

En 2016, los Panama Papers revelaron cómo personajes alrededor del mundo poseían offshore, algunas para evitar ser fiscalizados, otras para ocultar patrimonio. Ahora, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) presenta los Pandora Papers, compuesto por 11.9 millones de documentos confidenciales analizados por un equipo de más de 600 periodistas de 150 medios, entre los que se encuentra Plaza Pública, en Guatemala.

[relacionadapzp6]

Millones de documentos filtrados, que dieron pie a la mayor colaboración periodística en la historia, revelan los secretos financieros de 35 jefes y exjefes de Estado, más de 330 funcionarios en más de 90 países y territorios, así como un abanico global de fugitivos, estafadores y asesinos.

Esta primera historia muestra una parte de los documentos relacionados a Guatemala y expone cómo en 2011 un bufete ubicado en Belice creó un fideicomiso para el exgobernador de Petén, Rudel Mauricio Álvarez. Luego, en representación del mismo, otro bufete compró el 99% de las acciones de la empresa propietaria de un complejo hotelero en San Ignacio, Belice.

Álvarez es multifacético, abogado, publicista, exgobernador de Petén durante el gobierno de la Unión Nacional de la Esperanza (UNE), nació en 1977 en San Benito, Petén. Sus redes sociales reflejan pasión por dos lugares: el departamento más grande de Guatemala y Belice. Publica parajes visitados, promueve la asistencia a los menos favorecidos y destaca con fotografías sus años al frente de la gobernación. A su breve faceta de hotelero (2011-17) apenas hace referencia.

El fideicomiso

Además de las playas, Belice es atractivo por ser un paraíso fiscal que permite a empresas o individuos reducir sus obligaciones fiscales, crear offshore de manera sencilla gracias a su Ley de Sociedades Comerciales Internacionales y, entre otros, porque este país no comparte información con autoridades tributarias internacionales. Es decir, ofrece mar, arena y considerable discreción contable.

El sitio web de la Superitendencia de Bancos muestra que, oficialmente, en Guatemala solo hay registradas cuatro offshore, todas relacionadas a bancos. Estas offshore pueden ser fiscalizadas por las autoridades nacionales. El resto, tales como las vinculadas a Harold Caballeros, o el Grupo Campollo, evidenciadas por este medio en investigaciones anteriores, escapan de controles fiscales locales y quedan sujeto a los requerimientos de los países (Islas Vírgenes, Panamá, Belice, etc.) donde fueron establecidas. Lo mismo ocurre con la de Álvarez.

[relacionadapzp4]

Para ser dueño del hotel, Álvarez tomó una ruta larga: primero creó un trust (fideicomiso) llamado The WH Trust, luego este compró acciones de la empresa Applied Technology LTD, que a su vez era dueña del complejo hotelero Windy Hill Rersort.

The WH Trust quedó establecido el 15 de diciembre de 2011, cuando Álvarez aún era gobernador. Lo creó Cititrust International Inc, una corporación que se rige por las leyes de Belice. El documento de creación fija todas las condiciones, designa como protector a Crown Trust Corporation, una empresa registrada en Belice, y como único beneficiario a Rudel Mauricio Álvarez, de San Benito, Petén, Guatemala.

[relacionadapzp5]

El bufete de Glenn D. Godfrey, exministro de Turismo y exfiscal General de Belice, creó la empresa. La firma también estuvo a cargo de la compra-venta del inmueble.

El Windy Hill Resort era propiedad de Robert y Lourdes Hales, un complejo hotelero con una extensión de 9.994 acres. Lo vendieron tras varios años de dificultades para pagar un préstamo. Según una carta enviada por la mencionada firma de abogados, para 2003, los Hales debían 1,404,562.76 dólares a St James National Building Society.

La escritura de traspaso, firmada el 29 de abril de 2005, hace constar que un representante de Glenn D. Godfrey & Co compró el hotel por 32,500 dólares. Ese mismo año el bufete constituyó era Applied Technology LTD, cuyos accionistas eran parte del bufete Godfrey.

La sociedad se mantuvo sin mayores movimientos hasta diciembre de 2011, cuando las acciones cambiaron y quedaron distribuidas así: Dos a nombre de dos miembros del bufete, una para Liliana Alcira Orellana, y 9,997 a nombre de Cititrust International Limited, en representación de The WH Trust, el fideicomiso de Álvarez.

Varios sitios web vinculan Windy Hill con el exgobernador. El sitio U.S. Dive Travel Network lo menciona como parte del staff. También figura Bobby Hales, el anterior dueño del hotel.

Plaza Pública contactó a Álvarez vía telefónica y por correo electrónico. Aseguró que respondería el cuestionario enviado pero al cierre de la edición, una semana más tarde, no había contestado.

[relacionadapzp1]

La socia constructora de Petén

Además de Álvarez y los representantes del bufete beliceño, figura el nombre de una persona con origen en San Benito, Petén. Liliana Alcira Orellana y Orellana firma como representante de Applied Techonolgy LTD y, a diferencia de Álvarez, su nombre figura en los documentos para trasladar la propiedad del complejo hotelero.

Al ser consultada, asegura que ella únicamente fue el enlace entre el vendedor y Álvarez. No recordó el monto de la venta. En cuanto a por qué su nombre figura en los documentos, afirma que se debe a que fue una garantía para cobrar su comisión por la transacción. «Tuve la acción apenas tres meses, luego tuvo para pagar (la comisión) y se la devolví», dice.

[relacionadapzp2]

Orellana es propietaria de Servicios Desarrollo del Petén S.A. y los contratos más grandes los obtuvo en coincidencia cuando Álvarez era gobernador. No obstante, asegura que no existe relación entre ella y el exgobernador más allá de la compra del complejo hotelero.

La comisionista fue contratista de dos formas. Primero con su empresa individual, luego por medio de una sociedad de la que es representante legal.

A la empresa individual le han adjudicado dos tipos de contratos: La renta de un inmueble en Petén al Ministerio de Desarrollo de 2013 a 2016, y un acuerdo por 751 mil quetzales con el Fondo de Desarrollo Guatemalteco (Fodegua) en 2010. Respecto a este último, los documentos de adjudicación indican que la propuesta de Orellana fue electa porque era la única oferente. Desde entonces no tuvo otra adjudicación relacionada a construcción.

Por otra parte, a favor de la sociedad anónima hay contratos por 98,050,687.91 quetzales según el portal de Guatecompras. El mejor año para la empresa fue 2011, cuando los obtuvo por 42,392,598.99.

[relacionadapzp3]

Como parte de la documentación adjunta, Orellana envió a la firma de abogados en Belice un contrato por 307,000 quetzales para la elaboración de un tanque de mampostería en caserío San Pedro, San José Petén. El documento traducido al inglés se suscribió en 2008 con la ong Desarrollo Social Integral (DSI) presidida entonces por Salvador de Jesús Carrera Fajardo. En 2007 Carrera se postuló a alcalde por la UCN y de nuevo en 2015 por la UNE, cuando sí fue electo.

Un reportaje de Plaza Pública reveló que entre 2009 y 2011, DSI fue la segunda ong que más contratos le dio a la red de empresas de la familia Guerra, un grupo catalogado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala como una red político-económica ilícita. Según la investigación, los Guerra recibieron un total de 108 millones de quetzales de los 304 millones que manejó la ong.

[relacionadapzp10]

Actulamente el hotel cambió de dueño, desde 2017 tiene por nombre Cassia Hill Resort Belize. En su sitio web recuerdan a los Hales como los anteriores propietarios, y a un «inversionista guatemalteco» que luego vendió los derechos a los nuevos dueños.

Cercano al poder en Petén

A Álvarez se le conoce también por sus destacadas relaciones con tres figuras principales de la polítia y la corrupción nacionales: Sandra Torres cuando era primera dama (2008-12), Manuel Baldizón cuando recién decidió apartarse de la UNE, y Manuel Barquín cuando conformaba la Gran alianza nacional (Gana). Los cuatro tienen sus raíces en Petén. Torres es originaria de Melchor de Mencos, frontera con Belice, y los otros dos llegaron a ser figuras políticas importantes de ese departamento y a escala nacional. De los cuatro, Álvarez es el único que no ha guardado prisión por corrupción o delitos conexos.

Según el estudio «Grupos de Poder en Petén: Territorio, política y negocios», durante 2008 Baldizón influyó directamente sobre la elección de gobernador de Petén. «A partir de la ruptura de Baldizón con el entonces oficialismo, Álvarez se mantiene leal al gobierno de Álvaro Colom y logra conservar el puesto hasta la actualidad (2011). La correlación cambia paulatinamente a favor del Grupo Barquín, quien logra acrecentar su influencia sobre la Gobernación Departamental», se lee.

Su gestión destacó por varios elementos: Dos ataques armados, y la cuestionable asignación de obras millonarias, algunas con señalamientos de la Contraloría General de Cuentas (CGC).

[relacionadapzp8]

En agosto de 2009 lo atacaron en la carretera, a 478 kilómetros de la capital. La PNC informó que personas con pasamontañas lo emboscaron cuando viajaba a San Francisco, Petén. Álvarez y sus guardaespaldas salieron ilesos, aunque en los vehículos encontraron 70 casquillos de fusil de asalto AK-47. Dos años después, el 31 de diciembre de 2011, el entonces gobernador alertó vía Twitter por disparos contra su residencia: «Ataque armado en mi casa. Urgente nos atacan», publicó.

En cuanto a la asignación de obras, el informe de la CGC de 2009 y 2010 lo sancionó con una multa por 509,100 quetzales cuando ejercía el cargo de presidente del Consejo Departamental de Desarrollo de Petén (Codede). La auditoría indica que esta entidad suscribió un contrato con la Asociación Civil No Lucrativa para el Mejoramiento y el Desarrollo del Municipio de La Libertad, Petén (AMDLP) en 2009 para construir un mercado en el caserío Las Pozas, en Sayaxché, por un valor de 1 millón de quetzales. Al momento de verificarla la misma estaba abandonada con un avance, según el supervisor del Codede, del 51.32%.

[relacionadapzp9]

El informe Grupos de poder en Petén vincula a AMDLP al Grupo Barquín, específicamente a César Barquín Durán, hermano de Manuel y Edgar Barquín, el primero capturado por el caso Lavado y Política, y el segundo condenado por tráfico de influencias cuando fue Superintendente de Bancos. El entonces representante legal de la ong era Jorge Luis Cabrera Gómez, también parte del Comité Ejecutivo Municipal de la Gana, en la Libertad.

 

 

Esta historia fue escrita como parte de los Papeles de Pandora, una colaboración mundial entre el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) sin ánimo de lucro.


Autor
Edición
Autor
a
u
Edición
a