Cerrar

Foto de columna de Luisa Gonzáles
Ir

Miradas

Cuando lo que se quiere «mostrar» es una situación de desigualdad, vulnerabilidad o violencia, se corre el riesgo de volver a excluir, vulnerar y violentar, con lo cual se causa una «doble muerte».
Tipo de Nota: 
Opinión

Miradas

31 de Octubre de 2020

Redes-lateral

La película Retrato de una mujer en llamas, de la directora francesa Céline Sciamma, cuya proyección en salas fue en gran parte pospuesta por la pandemia, es una historia de amor.

Es también una historia de mujeres, una historia distinta sobre el arte como nos ha sido enseñado y sobre cómo podemos abrirlo a otras posibilidades y una historia acerca de la memoria. Todo ello, como ensamblaje necesario donde cada una de las capas de la narrativa posibilita a la otra. Ampliamente celebrada por capturar la mirada femenina, opuesta a la mirada masculina que caracteriza prácticamente a toda la historia del cine, esta película, ganadora de un premio Cannes al...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a