Cerrar

Ir
El Ministro de Salud, Francisco José Coma Martín, en su despacho, en su segunda semana de trabajo a cargo del MSPAS. Simone Dalmasso

Ministro de Salud: «Tenemos un proceso de entrega de información descoordinado»

Tipo de Nota: 
Información

Ministro de Salud: «Tenemos un proceso de entrega de información descoordinado»

Historia completa Temas clave

En los últimos meses el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) no ha tenido una estrategia de comunicación, lo confirma el actual jefe de la cartera, el doctor Francisco Coma, quien asumió el pasado 16 de septiembre. Su propósito, dice, es transparentar los procesos y reenfocar la comunicación del Ministerio para sobrellevar el desgaste que él también arrastra de la gestión anterior.

Redes-lateral

El actual ministro de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), el doctor Francisco Coma, asumió luego de ser viceministro de Hospitales durante poco más de un año. En esta conversación, el médico reflexiona que el error fundamental de la gestión de la ministra saliente, Amelia Flores y de su equipo (del que él formó parte) fue la incapacidad de informar de forma adecuada durante una crisis sanitaria que mantiene a los ciudadanos y a la prensa con la lupa sobre esta cartera.

[relacionadapzp1]

Hasta el momento, no existe una estrategia puntual de información y comunicación para abordar la desinformación que gana terreno en las comunidades alejadas de la capital, y en donde el proceso de inmunización contra COVID19 camina a paso lento.

Al respecto del contrato de la vacuna Sputnik V, el Ministro expuso que el nuevo convenio es más beneficioso, sin embargo, en una entrevista con Emisoras Unidas indicó que no ha tenido acceso al acuerdo firmado por su antecesora porque él no es parte del documento de confidencialidad. 

 

Como parte de la gestión de la exministra Amelia Flores, usted arrastra el desgaste consigo ¿qué critica de esa administración?

Creo que teníamos dos grandes problemas. Uno es el retraso de las vacunas, y otro tenía que ver con la dificultad derivada de los acuerdos de confidencialidad para comunicar de forma abierta. Entendemos claramente que eso en Guatemala es un tema muy complicado, dada la parte histórica de la percepción y los hechos de falta de transparencia en muchos de los eventos que se han dado en el país.

La señora exministra tenía tenía las manos atadas o limitadas por estos acuerdos de confidencialidad. Los riesgos derivados de los mismos eran muy grandes, en el sentido de que con cualquier infidencia o situación específica podía provocar un rompimiento del contrato, o de los términos del contrato con impactos muy serios. Se podía perder la posibilidad de recibir vacunas o existir penalizaciones sobre lo que estaba establecido en el contrato.

Yo soy parte de su mismo equipo y, por lo tanto, como usted lo dijo yo arrastro las mismas circunstancias, sobre todo lo relacionado con nuestra capacidad de comunicar y la viabilidad de entregar información pronta y oportuna ante la angustia y necesidad de la población.

 

El Ministerio ha pasado meses sin un director de comunicación, no hay una campaña de comunicación para la vacunación o para la pandemia en general, ¿existe una estrategia para abordar la información a los medios y a la población?

Sí, es parte del trabajo que hemos estado haciendo. Todavía hay ejes que estamos desarrollando, pero yo no quiero abordar un plan de trabajo donde se planteen temas que no sean susceptibles de ser implementados, y uno de los ejes es la comunicación.

Definitivamente sabemos que la ausencia de un comunicador dentro del Ministerio, como enlace y vocero de muchas de las acciones que estamos realizando. En nuestra estructura es una debilidad importante y, por lo tanto, estamos en un proceso de análisis y selección del responsable del área.

[relacionadapzp2]

Tenemos un proceso de entrega de información descoordinado. Se nos aborda de manera individual a viceministros, también a mí mismo, y entonces nos preguntan de muchos temas dispersos. Yo creo que la obligación nuestra es entregar la información de manera anticipada, entregar los datos para que haya acceso permanente, y sobre esa base puedan hacerse las consultas.

Estamos trabajando en crear una sala situacional que sea de acceso permanente, facilitando el acceso a datos concretos de lo que se está haciendo en el día a día en el Ministerio. Queremos que sea abierta, que pueda venir la prensa o algunas personas que tengan necesidad de información, y generar como mínimo una vez por semana una presentación de información en la que participen por lo menos uno de los viceministros.

Además, la nueva ley nos exige que un eje fundamental sea la modificación a la estructura actual de comunicación y estamos trabajando también en un plan estratégico para desarrollo de una campaña que tenga un mayor nivel de profundidad. Y esto va a requerir del involucramiento importante de las autoridades locales, porque nosotros como Ministerio tenemos que darles las directrices para que sea inclusiva, que sea pertinente desde la perspectiva de lo que queremos comunicar y, sobre todo, que esté orientada lingüísticamente a cada región del país.

 

¿Tiene ya algún plazo programado para develar esa planificación?

Realmente no los hemos profundizado porque estos últimos diez días nos dedicamos a trabajar todo el proceso de reglamentación de la nueva ley, que requirió un esfuerzo significativo. Esperamos que a finales de la próxima semana pudiéramos ya estar entregando en concreto los planes por cada eje de trabajo que nos planteemos.

 

¿Se retomarán las conferencias de prensa y los otros enlaces con los medios que existían antes?

Parte de mi misión es transparentar y dar acceso a la información, yo creo y de nuevo reitero, creo que la única crítica que yo en su momento veo como profunda es que no fuimos capaces de tener un sistema para generar comunicación de manera adecuada, entonces hay que retomar todos aquellos aspectos que nos faciliten. Sí, nuestro objetivo es acercarnos a los medios de comunicación para que tengan información.

[relacionadapzp3]

En las últimas semanas fueron contratadas tres personas como enlace con la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, ¿hay alguna presión para que usted nombre a alguien con el aval de la Presidencia en la Dirección de Comunicación del Ministerio?

No, yo creo que esto es más bien estratégico.

En el marco de la nueva ley se establece una interrelación estrecha pedida por los señores diputados en relación con cómo debemos trabajar, tanto desde el punto de vista presupuestario como del punto de vista de desarrollo de las estrategias, pero toda la campaña de comunicación está en manos nuestra. Todo el desarrollo, todo el sistema vinculado a los mensajes, el acceso a la comunicación está de nuestro lado, estas personas son un soporte que vienen a fortalecer el equipo.

Yo creo que desde la salida de la antigua comunicadora perdimos una continuidad de nuestro sistema, y no hay ningún tipo de presión, lo aclaro, no hay ningún tipo de imposición, son solamente enlaces que nos permitan cumplir con lo que establece la nueva ley. Si no comunicamos, no vamos a tener la capacidad de demostrarle al pueblo lo que se está haciendo.

 

Otro tema polémico para el Ministerio ha sido el desgaste del personal por la pandemia, ¿Está planificando la contratación eficiente de trabajadores?

No hay un equipo que pueda crecer o tener la cantidad de personal para hacerle frente a la vida de una nueva normalidad y de una pandemia, el Ministerio no tendría la capacidad jamás de contratar a todo ese recurso humano. Por eso debemos empezar a tener una participación formal, seria, con otros sectores del país: iglesias, líderes comunitarios, Cocodes. Si no, no podríamos jamás hacerle frente a todos los procesos que este país necesita.

Respecto a la contratación de personal a futuro, yo creo que hay que contratar a personal para reforzar puntos específicos, que el fortalecimiento debería ser mucho más fuerte a nivel de la atención primaria para que podamos dar un mejor nivel de atención, porque finalmente los objetivos son el fortalecimiento de esa unidad. Si hubiéramos tenido en este país un sistema de atención primaria fuerte, probablemente hubiéramos podido abordar de manera más efectiva la pandemia. Desgraciadamente teníamos un rezago del sistema de salud.

Lo que estamos pidiendo es que, si se va a contratar personal, que esté adecuadamente justificado y que tenga una tarea clara y un objetivo que cumplir.

A nivel hospitalario necesitaremos contratar más recurso humano en la medida que implementemos o hagamos crecer más camas. En atención primaria tiene que ver directamente con el fortalecimiento de la parte asistencial, más enfermeras, más médicos que nos ayuden comunitariamente a abordar, no sólo la pandemia, sino el acercamiento a la población para otras patologías, las grandes olvidadas a lo largo de la pandemia.

Además, tenemos que estar conscientes de que no todo tiene que ver con más recurso humano, sino que tiene que ver muchísimo con lo que ese recurso humano hace.

 

Al respecto de las vacunas, ¿está evaluando la continuidad de la vacuna Sputnik V o no modificará esa decisión?

La vacuna Sputnik tiene un marco legal, ya es un acuerdo firmado, se renegoció el contrato que también está firmado. Por lo tanto hay una obligación de cumplimiento de ambas partes.

 

¿Harán público el contrato?

Tenemos autorización para entregarlo a entidades oficiales que la soliciten, por ejemplo, la Comisión de Previsión Social del Congreso.

 

¿Y ya lo entregaron?

Ya se están enviando los datos de las contrataciones.

 

¿También a la Contraloría y al Ministerio Público que lo solicitaban?

También ya se le envió.

[relacionadapzp4]

¿Cómo va la negociación con AstraZeneca? ¿Hay atrasos?

Yo no creo que haya habido atraso, yo creo que no se anunció o se comunicó de manera adecuada. El hecho concreto es que sí se estableció una negociación, este contrato conlleva la adquisición de 4 millones de dosis de las cuales 1 millón de dosis son para el Seguro Social. Estamos revisando las formas y el contrato, haciendo algunas solicitudes de modificación y estamos en este proceso de cierre de negociación.

 

¿En esa negociación vendrían las 4 millones de dosis juntas o vendrían con cronograma?

Hay un cronograma y tampoco puedo dar todos los detalles porque está sujeto a la confidencialidad, hay un cronograma y hay una dinámica diferente en la forma de pagar.

 

¿Hay un plazo para concretar ese contrato o todavía no se sabe cuándo lo firmarán?

Estamos en el proceso de revisión de los últimos detalles.

 

¿Evalúa un contrato con Pfizer para la vacunación de niños de 12 a 17 años?

Las negociaciones están abiertas con todas las farmacéuticas. Recuerde que la pandemia no se va a ir en una noche y es muy probable que nosotros ya tengamos que iniciar a cumplir con protocolos de tercera dosis de vacunación. Por lo tanto, tenemos que prepararnos y tener abiertas las relaciones comerciales con todas las farmacéuticas para que en el momento en que Guatemala las necesite, se adquieran.

Por ejemplo, tenemos que empezar a considerar ya en unos meses o a no muy largo plazo, el refuerzo para el personal de salud, para el personal de primera línea, y para todo aquel personal de la fase uno. Luego, los protocolos son cambiantes. En este momento incluso ya se está hablando en Estados Unidos de que están vacunando a chiquitos de 6 a 12 años de edad, situación que nosotros ni siquiera consideramos porque no hay un protocolo que lo sustente, no hay nada oficial.

Lo que sí sabemos es que hay necesidad de estas vacunas porque vamos a tener que reforzar el año que viene a toda la población.

 

¿Existe ya una planificación para el próximo año sobre la inmunización de estos grupos de primera fase?

No, porque en este momento tenemos que cubrir al mayor volumen de población y lo segundo es que no es una decisión ministerial, sino que de expertos de la Comisión Nacional de Vacunación quienes evalúan protocolos y los implementan conforme el soporte científico.

 

La meta para este año eran unos 11 millones de personas vacunadas, ahora aumenta a unos 13 millones, por los menores de 12 a 17 ¿Cómo contempla esta meta? ¿O usted se plantea otra?

Yo quisiera que se diera el fenómeno de alcanzar a los 11 millones de vacunados, pero le comento que estamos encontrando una altísima resistencia, sobre todo en comunidades en el interior de la república.

Hay poblaciones, por ejemplo, San Mateo Ixtatán (Huehuetenango) un municipio que tiene 28 mil habitantes. Fuimos a hacer un trabajo antropológico para evaluar cómo está la población desde la perspectiva de la misión de la vacuna, encontramos que 23 mil personas ni siquiera quieren pensar en vacunarse, hay mucha resistencia y ahí viene la parte de comunicación.

Esa estrategia de comunicación comunitaria tiene que ser muy soportada por líderes que verdaderamente tengan fortaleza y generen opinión y capacidad de cambio en la región sobre la vacuna.  El enfoque en este momento es una estrategia de ir más a las comunidades, como lo hemos empezado a hacer ya, la estrategia de casa en casa. También por sectores, por ejemplo, ahora que el sector caficultor está en su época de mayor trabajo nos desplazarnos a los puntos más cercanos a las fincas o a las mismas fincas con el apoyo de sectores gremiales que nos permitan ir a vacunar a las personas.

 

La exministra Flores tuvo algunas molestias con el presidente Giammattei, ¿Qué es lo que usted no toleraría del Presidente? ¿Le pidió independencia?

Yo parto de la base del respeto, el presidente Giammattei conmigo es un hombre muy respetuoso y, por lo tanto, creo que yo no tendría o tendríamos que enfrentar este tipo de situaciones.

Fijar una posición personal sobre un tema tan álgido es una pregunta muy delicada de responder, creo que no se puede anticipar, las circunstancias se viven en un momento específico. Sé que hay momentos muy difíciles y complicados pero la respuesta es que a cada momento su afán.

 

¿Hasta cuándo va a estar usted al frente del Ministerio?

Esa es otra muy buena pregunta que no te sé responder de inmediato.

Yo soy un hombre de Dios, siempre mis decisiones están basadas mucho en mi entorno familiar, y luego en temas de propósitos de vida. Yo nunca deseé ser Ministro y eso sí lo tienes que tener clarísimo, es una verdad absoluta.

[relacionadapzp5]

Quienes me conocen saben que no soy un hombre político, no tengo vínculos de partido, vengo al Ministerio a solicitud de un equipo de trabajo para abordar la mejora y fortalecimiento de la red hospitalaria y al no ser político mi enfoque es técnico, me incorporo al Ministerio solo con el objetivo. ¿Cuánto tiempo voy a estar? No lo sé, las circunstancias de vida pueden cambiar, así que de momento me enfoco solamente en resolver el día a día.

Autor
Autor
aua