Cerrar

Ir

Mi pedacito de infancia tiene cuerda para rato

En mi cabeza no hubo espacio para nada más que esa bisílaba que sonaba más grave que su propio acento: cáncer.
Tipo de Nota: 
Opinión

Mi pedacito de infancia tiene cuerda para rato

30 de Septiembre de 2020

Redes-lateral

Hace dos años, mi hermana menor fue diagnosticada con linfoma, un tipo de cáncer que se origina en el sistema linfático.

Procesar la noticia no fue fácil. El miedo se apoderó de toda la familia. La reacción era entendible considerando la mala fama de la enfermedad y que hacía poco tiempo habían muerto familiares cercanos. Aún podíamos sentir la presencia de la muerte en nuestro entorno.

El día que mi hermana me lo contó, en mi cabeza no hubo espacio para nada más que esa bisílaba que sonaba más grave que su propio acento: cáncer. Parecía una sentencia de muerte.

En las semanas siguientes, la infor...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a