Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Mi parcela de libertad
Ir

Mi parcela de libertad

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
22 11 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Mis días y noches completos transcurren silenciosos entre cuatro paredes en el piso 31 de un edificio ubicado en el centro financiero de Yakarta.

No es que no salga del cuarto, pero aquí paso la mayor parte del tiempo. Mi naturaleza introvertida, aunada a mi incapacidad de hablar bahasa, me aísla de la vida social de este bello país. Entre semana, mi único vínculo con el mundo externo son mi esposo y Friti, la señora que me ayuda en la casa. Por ellos sé que el día estuvo más caliente de lo normal o que llovió a cántaros.

Además, las 13 horas de diferencia de horario que tiene Yakarta respecto de Centroamérica me limita...

Como una acuarela expuesta al sol de marzo, que va perdiendo su colorido y sus trazos, siento que los paisajes y las personas de aquel lado del Pacífico se me van esfumando.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a