Las otras visitas a Benito: Allegados a Giammattei, personajes señalados y diputados que llegaron al CIV en 2019 | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Las otras visitas a Benito: Allegados a Giammattei, personajes señalados y diputados que llegaron al CIV en 2019

Tipo de Nota: 
Información

Las otras visitas a Benito: Allegados a Giammattei, personajes señalados y diputados que llegaron al CIV en 2019

Historia completa Temas clave
  • El exministro José Luis Benito recibió a decenas de políticos, empresarios, inversionistas y personajes vinculados a grupos de choque durante el año electoral de 2019.
  • Tres allegados del presidente Giammattei visitaron a Benito. Se trata de Giorgio Bruni, Camilo Dedet y Allan Rodríguez.
  • El exfuncionario recibió además a cuatro extranjeros ejecutivos de empresas mineras que están vinculadas con sobornos a Giammattei.
  • Además, al CIV ingresaron personajes señalados de corrupción y otras anomalías como la cubana Bárbara Hernández, la exfiscal Karin Orellana, el exmagistrado de la CC, Héctor Trujillo, el exfiscal general, Carlos de León Argueta y el asesor de Jimmy Morales, Marvin Mérida.
  • Entre los diputados que visitaron a Benito están Patricia Sandoval, del partido FCN-Nación; Armando Castillo de Visión con Valores; y Estuardo Vargas de la UNE.

Esta es la segunda parte de una investigación realizada por Plaza Pública en la que se revelan las visitas que recibió José Luis Benito, ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda del gobierno anterior, en la sede central de esa cartera. En la primera parte, se mostró que al menos 14 constructores se reunieron con el exfuncionario. Sin embargo, el registro de ingreso de la entidad refleja que Benito recibió a decenas de políticos, empresarios, abogados, operadores de grupos de choque del oficialismo y a personajes del círculo de confianza del presidente Alejandro Giammattei durante la campaña y período de transición en 2019.

Esta es la segunda parte de una investigación realizada por Plaza Pública en la que se revelan las visitas que recibió José Luis Benito, ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda del gobierno anterior, en la sede central de esa cartera. En la primera parte, se mostró que al menos 14 constructores se reunieron con el exfuncionario. Sin embargo, el registro de ingreso de la entidad refleja que Benito recibió a decenas de políticos, empresarios, abogados, operadores de grupos de choque del oficialismo y a personajes del círculo de confianza del presidente Alejandro Giammattei durante la campaña y período de transición en 2019.

El presidente Alejandro Giammattei atraviesa nuevas denuncias públicas sobre corrupción. Es la segunda vez que medios internacionales revelan un testimonio sobre posibles sobornos al presidente. En esta ocasión, lo relacionan con el exministro de Comunicaciones, José Luis Benito, un personaje que está imputado en dos casos penales por anomalías en su gestión y por posible lavado de dinero obtenido de coimas de constructoras. 

El diario salvadoreño El Faro descubrió que una persona involucrada en el equipo de campaña de Vamos, el partido político que llevó a la presidencia a Giammattei, habría declarado ante la titular del Juzgado de Mayor Riesgo D, Erika Aifán, y frente al exjefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), Juan Francisco Sandoval que Benito fue una pieza clave para financiar al ahora partido oficial con 20 millones de quetzales por medio de sobornos de constructoras.

[relacionadapzp1]

Según el testigo, Giammattei aceptó las contribuciones de cuatro empresas y se comprometió a promover contratos de obra pública durante su administración. El personaje recuerda, según lo publicado por El Faro, que ese pacto lo cerraron con una llamada telefónica con el exministro en la que, de un lado, estaban Giorgio Bruni, secretario general de Vamos y posterior secretario privado de la Presidencia; Miguel Martínez, allegado al mandatario y posterior jefe del Centro de Gobierno;  Raúl Romero, entonces diputado del partido Fuerza y actual ministro de Desarrollo Social; y una persona llamada Jorge.  

Las empresas señaladas son: Supervisión, Construcción y Mantenimiento (SCM) de Alejandro Mathueu Escamilla, JJRM de los hermanos Romero Chojolán, primos del exdirector de Caminos, Fredy Chojolán Duarte, Prourba de Rafael Bonilla Miyares, y Coamco de Juan Pablo Mansilla Morales.

En la primera parte de esta investigación, Plaza Pública reveló que Juan Pablo Monzón Woc, ejecutivo de Proyectos Generales y Construcciones, S.A. trabaja en conjunto con Coamco de Juan Pablo Mansilla Morales. Monzón Woc visitó cuatro veces a Benito durante 2019 y a algún viceministro, en 13 ocasiones.

El empresario constató las reuniones y explicó que fue para dar seguimiento a los contratos con la cartera. También aceptó que ha asistido a giras del presidente Giammattei, contrario a lo que Mansilla Morales le dijo al medio salvadoreño sobre no conocer al mandatario, a pesar de que el gobernante agradeció públicamente el apoyo de Coamco por la donación de asfalto para el Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa.

Así como este dato, el análisis del registro de ingresos al CIV en 2019, realizado para esta investigación, da cuenta de que el exministro Benito sostuvo reuniones con empresarios de la construcción, pero además, se constituyó como una figura de referencia para decenas de políticos y personajes señalados que buscaban alguna atención del exfuncionario.

Fuentes políticas que prefirieron el anonimato recuerdan que, durante la campaña de 2019, los equipos alrededor de los candidatos a elección popular visitaban a Benito para solicitar apoyos financieros por medio de contratos a constructoras afines, coimas de empresas grandes, plazas fantasma o contratación de personas vinculadas a los partidos.

[relacionadapzp2]

Estos son los otros visitantes a José Luis Benito durante 2019, categorizados en cuatro grupos:

1. La rosca de Giammattei

El martes 15 de febrero, el secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Kevin López, dio una conferencia de prensa con medios afines al gobierno para responder sobre la investigación publicada por El Faro. El funcionario calificó el reportaje como parte de una «campaña de desprestigio de parte de los enemigos de la democracia y la legalidad».

[En una carta enviada por la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, fimada por el secretario Kevin López, asegura que la convocatoria a dicha conferencia se hizo abierta y no hubo selección de medios.]

Así mismo, declaró: «El Gobierno de Guatemala rechaza categóricamente todo señalamiento o suposición infundada y construida maliciosamente que pretenda vincular al gobernante con exfuncionarios actualmente bajo procesos de investigación». Sin embargo, la declaración del testigo revelada por el medio salvadoreño no es el único indicio de que existió un vínculo entre el equipo de campaña de Giammattei y el exministro Benito.

El registro oficial de visitas del CIV, obtenido por Plaza Pública por medio de la Ley de Acceso a la Información Pública, refiere que a las 14:52 horas del 26 de noviembre de 2019 ingresó el vehículo con matrículas P-501DXL. La persona identificada en la garita como responsable de ese carro fue Raúl Flores Adamez; sin embargo, según la página de consultas en línea de la Superintendencia de Administración Tributaria, este vehículo pertenece a Giorgio Eugenio Bruni Batres, secretario privado del presidente Alejandro Giammattei desde el 14 de enero del 2020 hasta el 18 de febrero del 2021. El carro, que según el registro de remisiones de la Municipalidad de Guatemala es un BMW negro, salió del CIV a las 15:50, una hora después.

En ese momento, Bruni coordinaba las gestiones del llamado comité técnico de transición del entonces presidente electo Alejandro Giammattei. Además, fungía como secretario general del partido Vamos.

Un año después, el 9 de noviembre de 2020, el diputado de Todos, Felipe Alejos, citó a Bruni Batres junto al titular de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS) para cuestionarlos sobre compras en esta entidad, pero el diputado amplió las averiguaciones al final de esa reunión para cuestionar al entonces secretario privado de Giammattei sobre las sesiones del equipo de campaña con el exministro Benito durante 2019.

Frente a las preguntas insistentes del congresista y bajo juramento legal, Bruni recordó que el equipo técnico sí sostuvo dos reuniones con el exministro Benito durante el período de transición, pero dijo desconocer si Giammattei participó en otra sesión. «En esas dos oportunidades estuve acompañando la reunión, no participando…», aseguró el exsecretario.

Esas dos reuniones de las que habla Bruni no guardan registro en ninguna publicación de ese momento, como sí existen de otras sesiones con funcionarios del entonces gobierno de Jimmy Morales.

En el capítulo uno del Informe de Transición del Gobierno de Guatemala 2019-2020 se establece que «las reuniones bilaterales se realizaron efectivamente entre 11 de los 14 ministerios (…) dado que en las otras carteras no había un coordinador designado por parte del nuevo gobierno…», pero el Ministerio de Comunicaciones no está en ese listado porque Giammattei designó a Edmundo Lemus hasta diciembre de 2019.

El documento amplía que «para el caso de los 11 ministerios, se realizaron un promedio de cuatro reuniones de alto nivel y cinco a nivel técnico. Todos los ministerios realizaron visitas a instalaciones y seis de ellos visitas de campo a nivel departamental», es decir que, según este informe, no existieron reuniones entre José Luis Benito y los equipos técnicos de transición.

Además, el libro de visitas del Ministerio de Comunicaciones muestra que el día que el vehículo de Bruni entró a la cartera, no asistieron otras personas a la misma hora, mucho menos del equipo de transición. El libro tampoco registra visitas de miembros de este grupo con algún viceministro en esa fecha y a esa hora.  

Durante esos meses, se rumoraba que Benito Ruiz mantendría su cargo durante el gobierno de Vamos, pero no fue así. Según el testigo expuesto por El Faro, este era un compromiso entre Giammattei y Benito, pero según fuentes consultadas por Plaza Pública, el mandatario lo rompió por el escándalo por la construcción del Libramiento de Chimaltenango que ahora tiene al exministro ligado a proceso y en prisión preventiva tras entregarse a la justicia el pasado 21 de enero.

El gobierno niega cualquier vinculación entre Giammattei, su equipo y Benito. Al ser consultado para este reportaje, el secretario de Comunicación, Kevin López, transmitió el mismo comunicado que emitió para contrarrestar la investigación de El Faro y de la cadena estadounidense CNN, pero no respondió a las preguntas de este medio que no versaban sobre lo mismo.

En el mensaje se lee: «Ningún exministro del gobierno anterior ha sido parte ni ha sido considerado en ningún momento para conformar el equipo de trabajo del presidente Alejandro Giammattei».

Pero en la citación con el diputado Alejos, Bruni contradice esta declaración oficial. El exsecretario aseveró que José Luis Benito sí quería permanecer en el cargo. Cuando el congresista lo cuestionó por esto, el exfuncionario dijo: «Lo que comenzó como un rumor se fue volviendo una verdad. Él mandó varios mensajes para decir que tomáramos en cuenta la ejecución que estaba teniendo de parte de él (sic)».

Bruni aseguró que Benito enviaba esos mensajes «por todos lados, con alcaldes, con muchas personas…», aunque negó que haya conseguido una sesión con Giammattei.

[embedpzp1]

Ante estas negativas, el diputado Alejos, quien fue un aliado fuerte del Ejecutivo durante el primer año de gobierno, confrontó al exsecretario asegurando que mentía.

«Vos y yo sabemos que lo que me estás diciendo no es cierto. Primero te desplazaron a la Secretaría Privada y te mantienen ahí para que no hablés en relación con este tema, pero eventualmente cuando llegue un caso de esta naturaleza, vas a tener que llegar a declarar», espetó el diputado.

Según el exfiscal Juan Francisco Sandoval, Bruni se acercó a la fiscalía en dos oportunidades durante 2020 y 2021. El exfuncionario recuerda que el exsecretario fue por el allanamiento en su vivienda en febrero de 2021, un día después de su salida del gobierno.

Pero esta no fue la única persona del equipo de campaña, de transición y de secretarios de la presidencia de Giammattei que se acercó al despacho del exministro Benito en 2019.

El 9 de septiembre de ese año, Camilo Johanes Dedet Casprowitz ingresó al CIV a las 17:09 horas y salió a las 18:00 horas. El libro de visitas no registra que haya entrado con otra persona o que el exministro Benito haya tenido reuniones con el equipo de transición ese día.

Dedet funge ahora como diputado al Parlamento Centroamericano del partido oficial luego de permanecer durante el primer año de gobierno como secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia. En el partido Vamos fue secretario de Organización.

Una publicación del diario elPeriódico relata que el Ministerio de Salud y el Ministerio de Cultura beneficiaron con más de 1 millón de quetzales a empresas de amigos de su hijo, quienes también se postularon como candidatos de Vamos en 2019, pero no obtuvieron los votos suficientes para llegar al Congreso.

El hermano del exsecretario, Roy Stuardo Dedet Casprowitz es un general retirado especializado en aviación. Fue parte de varios gobiernos, desde Jorge Serrano Elías hasta Óscar Berger. Durante el gobierno de Alfonso Portillo estuvo vinculado al caso llamado Conexión Panamá en el que se descubrieron cuentas bancarias en ese  país a nombre de sociedades anónimas relacionadas con el entonces mandatario y la cúpula del gobierno para supuestamente lavar dinero.

Durante el gobierno de Giammattei ha sido asesor de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad que le otorgó cuatro contratos de trabajo que suman un total de  1,005,483.86 quetzales.

El libro de visitas del CIV registra a otra persona más que ha sido una pieza clave durante la administración de Alejandro Giammattei. Se trata del diputado oficialista Allan Estuardo Rodríguez Reyes quien fue presidente del Congreso de la República del 14 de enero del 2020 al 14 de enero del 2022.

Rodríguez Reyes ingresó al ministerio para reunirse con Benito Ruiz el 8 de abril de 2019. En esa época, la campaña electoral cursaba la mitad del período establecido por el Tribunal Supremo Electoral.

La carrera política del expresidente del Congreso comenzó en 2004 con el gobierno de Óscar Berger, cuando el presidente Giammattei fue director de Presidios y participó como candidato oficialista en 2007. Esto lo relata una investigación de elPeriódico que establece que en esos años, Rodríguez fue funcionario del extinto Fondo Guatemalteco de Vivienda (Foguavi) donde habría conocido a la actual presidenta del Organismo Legislativo, Shirley Rivera, porque ella está conectada con varias constructoras que han obtenido contratos con la actual administración.

Además, ese reportaje explica que una antigua socia de Rodríguez está vinculada con 13 constructoras que obtuvieron o incrementaron sus contratos con el Estado a partir de que José Luis Benito ocupó el cargo en el CIV y sobre todo, cuando comenzó el gobierno de Giammattei.

Rodríguez no atendió las múltiples llamadas a su teléfono móvil para conocer por qué se reunió con el ministro de Comunicaciones del gobierno de Jimmy Morales cuando no era funcionario o servidor público.

[relacionadapzp3]

2. De la trama rusa y los caballos pura sangre

Una de las aficiones de José Luis Benito son los caballos de Pura Raza Española (PRE). Incluso, el exministro es propietario de una ganadería que se llama Benito Ruiz. Una publicación de elPeriódico describió que el exfuncionario comparte esta actividad con el constructor Alejandro Matheu Escamilla, pues este último es dueño de Yeguada San Nicolás y ambos pertenecen a la Asociación Guatemalteca de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (Ancce).

Matheu es también dueño de Supervisión, Construcción y Mantenimiento (SCM) que fue una de las constructoras favoritas en las adjudicaciones de su gestión y durante los primeros dos años del gobierno de Giammattei. Esta constructora es una de las implicadas en la declaración del testigo expuesto por El Faro quien señaló que Matheu estaba vinculado con las cuatro empresas desde donde saldrían los sobornos para financiar la campaña del presidente en 2019.

Pero Matheu no es la única persona de este ámbito con la que el exministro Benito se relacionaba. Christian Moll Montenegro es propietario de la Hacienda El Baluarte en Chicacao, Suchitepéquez. Moll también pertenece a la Ancce y viene de una familia dedicada a los caballos pura sangre. Su padre, Roberto Moll González fue el fundador de la hacienda en 1993, según recoge una entrevista realizada en 2015 a Moll Montenegro de la página española siemprecaballos.com. El padre de Christian fue asesinado en 2012 cuando se dirigía a su oficina en la zona 9 de la capital.

El alcalde de Mixco, Neto Bran, publicó el 4 de abril de 2019 en su perfil de Facebook que Moll Montenegro le prestó su helicóptero para trasladarse a un desfile hípico celebrado en San Sebastián, Retalhuleu, invitado por el alcalde del lugar.

Bran publicó esa información en respuesta a un señalamiento de la cuenta de Anonymous Guatemala. Además del texto, el alcalde mixqueño mostró una fotografía dentro del helicóptero junto a Moll y al diputado Felipe Alejos.

[embedpzp3]

Según el libro de ingresos, Christian Moll Montenegro visitó a Benito Ruiz en dos ocasiones. Una fue el 23 de mayo y la segunda fue el 11 de diciembre de 2019.

Otros empresarios que conectan al exministro Benito con el presidente Giammattei son los inversionistas extranjeros relacionados con las mineras instaladas en Guatemala. El 24 de agosto del año pasado, el diario estadounidense The New York Times reveló que un testigo señaló que el presidente Giammattei habría recibido una alfombra enrollada con dinero en efectivo adentro frente a su vivienda ubicada en la zona 15 capitalina.

Según el diario, el testigo fue parte del equipo de seguridad que acompañó a un grupo de inversionistas rusos y de otras nacionalidades interesados en varios proyectos en Guatemala. Entre estos proyectos estaba el arrendamiento de un terreno ubicado en la Portuaria Santo Tomás Castilla, aunque diversas publicaciones de prensa revelaron que los precios ofrecidos en las negociaciones iban muy por debajo de lo que la ley permitía.

La Portuaria rechazó el negocio luego de múltiples revelaciones, entre las que destacan las reuniones con funcionarios del actual gobierno que se llevaron a cabo tras puertas cerradas y en lugares lujosos. Sin embargo, el exministro José Luis Benito fue el primer contacto de los mineros, como lo revela una nota de este reportero para el medio digital Soy502.

El 12 de febrero de 2019, el registro de visitas da cuenta del ingreso de cuatro personas con nombres extranjeros. Ese día, los siguientes empresarios se reunieron con Benito: Blagoj Andonov de Mayaniquel, S.A., Evgeny Alexandrovich de LLC Geoservice, Sergey Kruchenko de International Nickel Supply, S.A. y otro hombre llamado Yury.

Otra nota de ese medio digital reveló también que en febrero de 2021, Mayaniquel, S.A. donó dos picops al Ministerio de Energía y Minas y meses después obtuvo una licencia de exploración en Morales, Izabal solicitada once años antes.

[relacionadapzp4]

3. Personajes señalados y grupos de choque

El registro de ingresos revela que el exministro José Luis Benito atendía a toda clase de personajes de la vida pública y de los negocios en su despacho durante 2019. Estos son algunos nombres encontrados en este análisis:

La abogada Karin Cristina Orellana Pinto destacó cuando a finales del 2020, la fiscal general Consuelo Porras ordenó que el Ministerio Público contratara sus servicios para ser fiscal especial dedicada a investigar al exjefe de la Feci, Juan Francisco Sandoval por unas 50 denuncias, muchas de ellas realizadas por la Fundación contra el Terrorismo.

Semanas después de su contratación, el mismo ente investigador capturó a la pareja de Orellana, Erasmo Martínez Díaz,  mientras estaban juntos, porque este es solicitado por Estados Unidos vinculado a narcotráfico.

Orellana Pinto se desempeñó como asesora de la Unidad de Vivienda Popular del Ministerio de Comunicaciones durante la administración de Benito Ruiz. Según el libro de visitas, la abogada se reunió con el exministro en cinco ocasiones y con algún viceministro, 47 veces.

La abogada también asesoró ese año al Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana de la Municipalidad de Guatemala. En esa unidad coincidió con el abogado José Carlos Guerra Aldana, quien además tiene contratos por servicios profesionales en el Instituto de la Defensa Pública Penal.

Guerra Aldana ingresó al CIV en 18 ocasiones, 17 con algún viceministro y una vez con Benito Ruiz. El vehículo utilizado por Guerra es el mismo que ingresó con Orellana Pinto en dos ocasiones, según el análisis de la matrícula.

El defensor del especialista del Ejército Rone René Lara, acusado en el caso Diario Militar, también es José Carlos Guerra Aldana. Este nombre aparece además en una publicación de elPeriódico recuperada por Transdoc en la que se describe una trama de lavado de dinero que circulaba hacia Panamá por medio de la Sala de Protocolos del Aeropuerto La Aurora vinculada a las familiares de Sandra Torres durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza.

Según esta publicación, José Carlos Guerra Aldana fue capturado por el MP por este caso. Se consultó con la dirección de Comunicación de la entidad para saber si corresponde a la misma persona y cuál es el estado del caso, pero no respondieron.

Otro personaje vinculado al Ejército de Guatemala que ingresó en 2019 al CIV es el general retirado Erick Servando Cano Zamora. El militar se reunió con el exministro Benito en una ocasión, según el libro de ingresos. Cano fue jefe del Estado Mayor de la Defensa nombrado por Jimmy Morales en 2017. En 2018 dejó el cargo para ser contratado meses después en la Subdirección de Recursos Humanos del Fondo de Desarrollo Social del Ministerio de Desarrollo Social.

Cano Zamora fue uno de los militares cercanos a Morales. Forma parte de la promoción 108 de la Escuela Politécnica junto a otros personajes públicos como Byron Lima Oliva, Erick Melgar Padilla, Juan de Dios Rodríguez López, Luis Alfonso Magaña Franco, Edy Fisher, Byron Santos Galindo, Héctor Rodríguez Heredia, Francisco Arana Barrera, Alan Castro Alvarado, entre otros.

El hermano de Erick Cano es Wilfredo Antonio Cano Zamora, un constructor que ha obtenido contratos que suman 5,066,221 quetzales desde 2013 hasta 2018 con distintas municipalidades. Wilfredo también ingresó a visitar al exministro Benito en una ocasión. Ambos hermanos ingresaron con el mismo vehículo de placas oficiales en fechas distintas.

En la promoción 108 de la Politécnica, a la que pertenece Erick Cano Zamora, también destaca el exdiputado del Partido Patriota y luego del Frente de Convergencia Nacional, Estuardo Galdámez. En abril del 2020, el Ministerio Público intentaba ubicar a Galdámez para capturarlo por un caso de corrupción. En el lugar del allanamiento, los fiscales a cargo encontraron a la ciudadana cubana Bárbara Hernández.

[embedpzp4]

Hernández se identificó en ese momento como embajadora para la paz de la organización llamada Noble Orden Para la Excelencia Humana (NOHE, por sus siglas en inglés). El medio ConCriterio documentó cómo esta entidad estuvo vinculada con varias personalidades del gobierno de Jimmy Morales, incluido Benito Ruiz.

La propia organización denunció a Hernández de promover pornografía infantil y de vender pasaportes diplomáticos a exfuncionarios del gobierno. La cubana fue conocida durante esos años como una agitadora en redes sociales que coincidía con la batalla contra la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) emitida desde las plataformas de otros personajes como Rodrigo Polo, Ricardo Méndez Ruiz, Giovanni Fratti y Marvin Palacios.

El reportaje de ConCriterio muestra que Benito era parte de NOHE, pero negó cualquier vínculo con esa entidad, a pesar de que el medio contó con documentos firmados por él.

De acuerdo con el registro de ingresos al CIV, Bárbara Hernández entró una vez con el exministro y otras tres con algún viceministro. A la cubana la acompañó Bayron Losley, un exintegrante de la Asociación de Estudiantes Universitarios de la Universidad de San Carlos que, junto a otras personas, habrían cooptado la entidad para convertirla en un grupo de choque al servicio de políticos de turno. Quien más aprovechó esto fue el fallecido alcalde capitalino, Álvaro Arzú.

Otro de los personajes con los que Bárbara Hernández coincidió fue Claus Marvin Mérida, nombrado embajador ad honorem para temas migratorios por el expresidente Jimmy Morales. Mérida firmó un contrato en Estados Unidos para cabildear a favor de que el gobierno de aquel país destituyera al entonces embajador en Guatemala, Todd Robinson. El exasesor de Morales visitó a Benito Ruiz en dos ocasiones y una vez visitó a algún viceministro.

El libro de visitas del CIV marca que Elder Esau Ramos Yanes también se reunió con el exministro (tres veces) y algún viceministro (22 veces). Una investigación de este reportero publicada en Prensa Libre reveló que este hombre es fundador de una cooperativa dedicada al cultivo de camarón en Sipacate, Escuintla, que fue financiada con Q4.6 millones por un fondo del Ministerio de Agricultura entre 2017 y 2019.

Esta camaronera es propiedad del general Rember Yoniván Menéndez Gasparico, comandante de la Guardia Presidencial en parte del gobierno de Morales, además del coronel Dany Antulio Estrada Barrientos, hermano de Beyla Xiomara Estrada Barrientos,  esposa de Alfredo Brito,  secretario de Comunicación en ese gobierno. La hermana de Brito está casada con el coronel Estrada Barrientos. Todos ellos y sus familias pertenecen además a la misma iglesia a la que asistía Jimmy Morales: «Dios es Bueno».

Según otra investigación de Plaza Pública, la cooperativa contrató los servicios de la constructora Ciansa de Elfrid Josué Méndez (exsocio de Gustavo Alejos), por Q1.5 millones. Esta empresa fue una de las más beneficiadas durante el gobierno de Jimmy Morales. La primera parte de esta investigación publicada recientemente, indica que Méndez visitó a Benito Ruiz en 18 ocasiones y fue con algún viceministro otras 25 veces.

Este empresario también es dueño de 4 Carriles, S.A. que fue constituida por la magistrada titular y vocal I de la Sala Tercera del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, Claudia Lucrecia Paredes Castañeda. La abogada fue jefa de asesoría jurídica y subinspectora de la Inspección General de Cooperativas.

Otro abogado de alto nivel que registró su nombre en el libro de ingresos al CIV durante 2019 para visitar al exministro Benito Ruiz es Héctor Trujillo Aldana socio del bufete Trujillo, Góngora & Asociados, involucrado en la creación de la estructura de empresas utilizadas para lavar activos a favor de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti. Trujillo fue magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad (CC).

Estados Unidos lo acusó por recibir más de 200,000 dólares en sobornos provenientes de empresarios de la comunicación. Con esto buscaron facilitar encuentros deportivos y que estos fueran transmitidos en estos medios, todo  cuando él fue secretario de la Federación de Fútbol de Guatemala.

Trujillo fue abogado defensor de Sandra Torres y prestó sus servicios para el expresidente Álvaro Colom, este último lo designó en la magistratura de la CC en 2011. Es tío de la también abogada Ana del Carmen Castellanos Góngora, quien fue abogada de Gustavo Alejos y prestó sus servicios para varias sociedades anónimas vinculadas con el exsecretario privado de Colom, incluída una farmacéutica administrada por su hijo, Gustavo Alejos Jansa, como descubrió Plaza Pública.

El exfiscal general del Ministerio Público, Carlos David de León Argueta también visitó a Benito Ruiz en 2019. Otro abogado prominente que también ingresó al CIV y se reunió con algún viceministro fue el ex decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Usac, Avidán Ortiz Orellana.

4. La diversidad legislativa

La sede central del  CIV fue escenario de reuniones variopintas que confirman las declaraciones de las fuentes que relatan cómo el exministro José Luis Benito utilizó su rol dentro del gobierno para articular estrategias de todo tipo con diversos actores de la política y el sector privado.

[embedpzp2]

Otros personajes que visitaron a Benito Ruiz en su despacho fueron, al menos 15 diputados y exdiputados al Congreso de la República. Estos son los legisladores que registraron su ingreso al CIV durante el 2019.

 

Autor
Edición
Autor
a
u
Edición
a