Cerrar

Ir

Lágrimas de pueblo

Mientras la lluvia ya volvía a inundar los poblados y hacía literal el dicho de que nos llueve sobre mojado, en el hemiciclo del Congreso se concretaba un nuevo zarpazo contra la Guatemala adolorida.
Tipo de Nota: 
Opinión

Lágrimas de pueblo

19 de Noviembre de 2020

Redes-lateral

El huracán Iota llegó a Guatemala ya convertido en tormenta tropical. Arribó al país casi dos semanas después de que lo hiciera su predecesor, Eta. Ambos son fenómenos naturales cuyo impacto se ha incrementado a causa de la destrucción del ambiente y, con este, de la tierra. La ambición y la voracidad se comen los bosques, secan los ríos y destruyen las fuentes de vida.

Destruyen la vida, que ya de por sí es precaria en las comunidades mayoritariamente afectadas por las lluvias que acompañaron a Eta y acompañan ahora a Iota. Esas comunidades, ahora anegadas en agua, son habitadas por personas a quienes el sistema ha excluido del acceso a condiciones dignas de vida, personas que con el golpe de la exclusión, no de la naturaleza, lo han perdido todo. Han perdido a sus familias, a las que ni siquiera han podido ofrecer un sepelio y, con este, una despedida amor...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a