La luz en la sonrisa de un hombre bueno | Plaza Pública

Cerrar

Ir

La luz en la sonrisa de un hombre bueno

Con la ejecución de Gerardi, los perpetradores de graves crímenes y violaciones de derechos humanos buscaron venganza por difundir la verdad
Se sabe quiénes y por qué asesinaron al Obispo Gerardi. No fue un hecho aislado sino una gran operación de inteligencia militar preparada con tiempo y recursos.
Tipo de Nota: 
Opinión

La luz en la sonrisa de un hombre bueno

28 de Abril de 2022
Palabras clave

La noche del 26 de abril de 1998, el Obispo Juan José Gerardi Conedera fue asesinado en la Casa Parroquial de San Sebastián. Durante varios años fue párroco de San Sebastián y Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guatemala. Con dicha calidad fue director del proyecto Recuperación de la Memoria Histórica (Remhi), conducido por la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (Odhag).

El proyecto Remhi involucró a la casi totalidad de la iglesia católica del país pues únicamente la diócesis de Zacapa quedó fuera del mismo. Mediante un esfuerzo de enorme magnitud, la iglesia católica puso su estructura nacional al servicio de las víctimas sobrevivientes o familiares de víctimas y comunidades, de cualquier denominación religiosa, para recoger sus testimonios. Las voces de víctimas individuales, familiares y comunidades fueron recogidas por el personal del Remhi, el cual incl...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a