Cerrar

Ir

La canallada de los capos del azúcar

Mientras los dueños iniciales y los actuales viven sin limitaciones, quienes con su trabajo construyeron el emporio empresarial siguen muriendo sin recibir los beneficios a los cuales tienen derecho.
Tipo de Nota: 
Opinión

La canallada de los capos del azúcar

28 de Febrero de 2020

Redes-lateral

Esta familia es propietaria de un patrimonio de cientos de millones de dólares. Digamos que no necesitan pepenar centavos, pues forman parte de ese exclusivo club de élite guatemalteco llamado el G-8 o los cabales. Viven en residencias plenas de comodidad, tal vez con discretos y rancios lujos. Sus retoños se registrarán en los mejores centros educativos del país e incluso del extranjero.

Una vida que antagoniza, como el blanco y el negro, con la vida de las familias de los más de 800 trabajadores de la hacienda San Gregorio Piedra Parada. En 1992, la hacienda, que se registra como propiedad de la Compañía Comercial Agrónomo Pecuaria, S. A. (Cocapsa), del Grupo Campollo Codina, despidió ilegalmente a 310 de sus empleados. Un despido a todas luces ilegal que la sala de trabajo ordenó revertir a fin de reinstalar a los afectados, pues la empresa se encontraba emplazada y un sind...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico