Cerrar

Ir
La vicepresidenta USA, Kamala Harris, sonríe detras de la mascarilla, recién aterrizada a Guatemala, en la sede de las Fuerzas Aéreas de la ciudad capital, el domingo 06 de junio. Esteban Biba/EFE

Kamala Harris en Guatemala: La migración al centro y la corrupción en la periferia

«No vengan» dijo Harris a las personas que ahora están pensando migrar hacia EE. UU.
Alexandria Ocasio-Cortez, congresista demócrata criticó las declaraciones de la Vicepresidenta.
Tipo de Nota: 
Información

Kamala Harris en Guatemala: La migración al centro y la corrupción en la periferia

Historia completa Temas clave

Reducir la migración es lo más urgente, al menos por ahora. La administración de la vicepresidenta de EE. UU. gestiona inversiones en Guatemala, porque crearán empleos que reducirán la migración; combatirán la corrupción, porque eso aumenta la migración; crearán programas para emprendedores y grupos de mujeres, porque eso desincentiva la migración. EE. UU. quiere aprovechar a su único aliado en la región.

Redes-lateral

La primera visita oficial de la primera vicepresidenta mujer de EE. UU. fue a Guatemala. No hubo «somatón de mesa» respecto al sistema de justicia, tampoco declaraciones públicas fuertes en contra de «élites depredadoras».

[relacionadapzp1]

Lejos están, por ahora, los listados que señalaban a funcionarios o empresarios que favorecen la corrupción. La narrativa es otra, esta también habla de corrupción, pero como algo más global, fuera del foco central, sin nombres específicos.



Kamala Harris y el presidente Alejandro Giammattei ahora trabajan, según palabras de ella, en construir «esperanza… que no existe por sí misma, sino por relaciones de confianza en términos de qué hacemos como líderes», dijo.

La Vicepresidenta tuvo tres apariciones públicas: Una por la mañana previa a la reunión oficial con Giammattei; la segunda para presentar los acuerdos firmados entre ambos países; y la tercera con distintos sectores de la sociedad civil.

[relacionadapzp2]

Primer acuerdo: Las alternativas a la migración

«No vengan» dijo Harris a las personas que ahora están pensando migrar hacia EE. UU. «Vamos a hacer cumplir las leyes… Hay métodos legales para migrar», agregó.

La declaración de la Vicepresidenta parte del primer acuerdo firmado: Regular la migración.

Para lograrlo Giammattei aseguró que le ofrecieron varias alternativas, una de ellas es promover la migración por medio de las visas tipo H2A (para trabajadores temporales agrícolas) o H2B (para no agrícolas), cada una otorga un un máximo de estadía de hasta tres años. También trabajarán en programas de reunificación de familias, aunque no dio detalles.


El presidente guatemalteco, en el podio y al lado de Harris, aseguró que solicitó la protección del TPS (Estatus de Protección Temporal por sus siglas en inglés), un permiso que extiende EE. UU. a personas provenientes de países afectados por fenómenos naturales, o conflictos armados. La respuesta de Harris fue más bien elusiva y desvió su respuesta hacia las iniciativas para apoyar a grupos menos favorecidos en Guatemala. No mencionó nada del TPS.

Giammattei confirmó que Guatemala recibirá migrantes retornados, y agregó que crearán un centro en el occidente del país (no dio especificiaciones) el cual quedará a cargo de recibir a las personas que intenten pasar la frontera del sur de México.

[relacionadapzp3]

Segundo acuerdo: Las fuerzas de tarea contra la corrupción y la trata

En la primera de las tres reuniones, Harris no mencionó la palabra «corrupción», y más bien se refirió a ella como uno de los temas «que usted mencionó» como respuesta a Giammattei quien aseguró que este punto, junto con el narcotráfico y reducir la migración, son las metas en común entre ambos países.

<p>[frasepzp1]</p>

En la segunda conferencia Harris refirió que «respecto a la corrupción tuvimos una conversación muy franca, muy abierta… no tenemos tiempo para rodeos», aunque luego desvió el su discurso hacia la posibilidad de crear una reforma tributaria.


Uno de los acuerdos firmados entre Harris y Giammattei fue la creación de una fuerza de tarea para combatir la corrupción. En conferencia la vicepresidenta no profundizó en detalles.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca al momento que Harris estaba en Guatemala, el gobierno estadounidense detalla que esta fuerza de tarea incluirá a fiscales de EE. UU. y expertos para «procesar casos de corrupción con un nexo en los Estados Unidos, Guatemala y la región». Entre sus tareas estará investigar y confiscar activos obtenidos ilícitamente en Guatemala, El Salvador y Honduras; aumentar la cantidad de asesores (incluida la Fiscalía Especial Contra la Impunidad – FECI); y mejorar la capacidad de respuesta de EE. UU.

En las reuniones con organizaciones civiles el tono de Harris cambió. Aunque la migración fue la constante, hizo declaraciones más directas entorno a la corrupción en el gobierno actual, y dijo que manifestó su preocupación por la «Ley de ONG’s», una iniciativa que aumenta el control gubernamental sobre las organizaciones no gubernamentales.

 


Claudia Samayoa, de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en Guatemala (Udefegua), comentó que en esa reunión privada discutieron sobre la importancia de la independencia de operadores de justicia y sobre la cooptación de las Cortes y de la Fiscalía (FECI). «Vimos una actitud receptiva. El mensaje es claro, para poder invertir las empresas deben hacerlo con socios no corruptos», aseguró.

[frasepzp2]

Álvaro Montenegro, de Alianza Para las Reformas, aseguró que Harris manifestó al presidente Giammattei su preocupación por la Ley de ONG’s. «Los representantes de la sociedad civil le dijeron que con esta normativa era imposible el trabajo ciudadano».

Giammattei en cambio puso el foco de la corrupción en otro punto. «La corrupción no solo es de los políticos, también pasa por algunas personas que obtienen dinero del extranjero para venir y hacer cosas aquí, no se sabe ni siquiera quién se los mandó ni para qué se está utilizando», dijo, al lado de Harris, después de afirmar que no hay ninguna acusación por corrupción en su contra.


El presidente recalcó que su gobierno tiene instituciones que «nos están contando las costillas» como la Comisión Presidencial Contra la Corrupción. Esta entidad presentó el año pasado 14 denuncias. Por otra parte, la Contraloría General de Cuentas en su informe del año 2020 no presentó hallazgos relacionados al Congreso o al Organismo Ejectivo.

Además, el Presidente presumió la cobertura alcanzada por el Ministerio Público, «logramos poner en funcionamiento las 340 fiscalías a lo largo de todo el país». Contradictoriamente, hace unos días Giammattei aclaró a Reuters que la justicia en Guatemala era independiente, ahora en cambio se acreditó un logro del MP.

Con esta delcaración Giammattei se refiere en realidad a agencias fiscales, entidades con menor capacidad que una fiscalía y creadas para recibir denuncias, luego desestimarlas o trasladarlas según su criterio propio. Un reportaje de Plaza Pública cuestiona la eficacia de este modelo indicando cómo, el gran plan de la fiscal Consuelo Porras, en realidad debilitó otras fiscalías y no es favorable para la víctima.

[relacionadapzp4]

Tercer acuerdo: empoderar mujeres y emprendedores

El discurso antiinmigración de Harris estuvo acompañado de empatía hacia quienes tienen que dejar sus hogares. «Mucha gente no quiere abandonar su casa, a sus abuelas, el lenguaje que hablan. Se van porque no pueden satisfacer sus necesidades básicas para criar a sus hijos», dijo. Aunque más tarde a estar personas les hizo una afirmación tajante: «No vengan».

Alexandria Ocasio-Cortez, congresista demócrata (mismo partido que llevó a Biden y Harris a la victoria) criticó las declaraciones de la Vicepresidenta. «Estados Unidos pasó décadas contribuyendo al cambio de régimen y la desestabilización en América Latina. No podemos evitar incendiar la casa de alguien y luego culparlo por huir».

[embedpzp1]

La solución acordada en conjunto es llevar inversión extranjera hacia Guatemala, para lo cual Harris conversó con directores de compañías multinacionales como Microsoft y Nestlé.

Además, la cooperación estadounidense proporcionará hasta 40 millones de dólares durante tres años, con este fondo impulsarán la iniciativa «Empoderamiento de Mujeres Jóvenes» enfocada principalmente a mujeres indígenas, a combatir la violencia de género y la trata de personas.



También aportarán hasta 7.5 millones de dólares, apalancados de al menos 22.5 millones de dólares por parte del sector privado, para apoyar emprendedores, mujeres y pueblos indígenas enfocados en crear soluciones. Los temas prioritarios serán energía renovable, resiliencia climática, salud, agua y saneamiento, telemedicina, agricultura, tecnología financiera y educación.

Daniel Villatoro, director ejecutivo de Visibles, organización que trabaja por los derechos humanos de las comunidades LGTBIQ+, cuenta que Harris aseguró que serían parte importante de este plan.

A considerar de Villatoro, los planes de reactivación económica siempre pasaron por lo macro y consideraban que el problema quedaría resuelto con la creación de empleos, «pero deben tener mecanismos de inclusión activos, de lo contrario pasarán por alto y no romperán el ciclo de discriminación contra las comunidades LGTB».

[relacionadapzp5]

¿Por qué Harris eligió a Guatemala?

Reducir la migración es una de las misiones principales de la administración de Joe Biden. Guatemala es ya, desde el primer año de gobierno de Giammattei, el nuevo muro antiinmigrantes.



Firmando acuerdos que declaran estado de emergencia en ciertos departamentos, y bajo argumentos sanitarios para controlar la pandemia, el Ejército y la Policía Nacional Civil (PNC) han disuelto caravanas migrantes. En octubre de 2020, las autoridades informaron que detuvieron y retornaron a 2,195 personas de las 4 mil que estimaron cruzaron la frontera con destino al norte.

Por otra parte, Guatemala es, por descarte, el único aliado de EE. UU. en la región. La constante irreverencia de Nayib Bukele en El Salvador (una noche antes a la visita, el mandatario tuiteó «The Land of the Free»), y los vínculos con el narcotráfico de Juan Orlando Hernández en Honduras, hacen que Giammattei sea el mejor aliado para reducir la migración irregular.

Autor
Edición

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
au
Edición
a