Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Hasta luego, Rodolfo
Ir

Hasta luego, Rodolfo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
4 12 16

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Llega un momento de la madrugada en el que sabes que ya todo está perdido. Y sabes que los ejercicios de respiración no tendrán ningún efecto y que las 4:30 de la madrugada no es hora decente para tomar ansiolíticos con whisky. Ya estás lo suficientemente viejo y lo sabes.

Hay que empezar de nuevo en pocas horas y no tienes excusas para obviar lo elemental. Sabes que un mínimo de filo es necesario para escribir. Y sabes que no tienes otra cosa que hacer que no sea escribir. Y sabes que no puedes dejar de escribir.

Y claro que pensar en esto únicamente incrementa el tamaño de la bola de nieve. ¿Alguien lo duda un segundo? Pero lo que te angustia de verdad no es lo que sabes que puedes anticipar: las cuentas, los calendarios, el amor o el odio, las heridas...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a