Cerrar

Ir

El infierno que construimos cada día

Son precisamente los solidarios y los desinteresados los que menos interés tienen en la actividad política, mientras que justo quienes son más sectarios y excluyentes son muchas veces quienes pretenden destacar en el escenario político.
Tipo de Nota: 
Opinión

El infierno que construimos cada día

21 de Junio de 2021

Redes-lateral

«Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz, sino concienciando la oscuridad» (Carl Jung).

Cuenta una vieja leyenda china que el infierno y el cielo son dos caras de una misma realidad. Así, imaginemos el infierno como un sitio en el cual muchas personas están alrededor de una gran olla de comida, pero provistas de unos palillos tan grandes que ninguna de ellas puede comer por sí sola. En esa circunstancia, la desesperación y el llanto prevalecen, especialmente por el cruel hecho de que mueren de hambre enfrente del alimento que les podría salvar la vida. Pero ahora, para concebir ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a