Cerrar

Ir

El chapucero Molina

Los mamarrachos de resolución que emanan de la CC de Molina Barreto no son errores o pifias profesionales. Son claras violaciones a la ley llevadas a cabo con total conocimiento.
Tipo de Nota: 
Opinión

El chapucero Molina

09 de Septiembre de 2021

Redes-lateral

En las ocasiones en las que Roberto Molina Barreto ha presidido la Corte de Constitucionalidad (CC), esta entidad ha emitido resoluciones que no solo violentan el Estado de derecho, sino que resultan en sí mismas un galimatías legal. Se trata de resoluciones que, al tener como propósito favorecer intereses particulares, vuelven un enredo la norma en la cual se basan y terminan por ser, literalmente, un mamarracho jurídico.

En 2013, diez días después de que el Tribunal de Sentencia de Mayor Riesgo A condenara por genocidio y por delitos contra deberes de humanidad a José Efraín Ríos Montt, la CC le procuró impunidad a este. Molina Barreto presidía el tribunal constitucional en aquel momento. Con al menos un voto en contra, la corte resolvió, contra derecho y en abierto prevaricato, hacer retroceder el proceso a etapas ya fenecidas, ya precluidas en lenguaje jurídico. Procesalmente, la CC no podía resolver en ese...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a