Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
De Pence en Guatemala
Ir

De Pence en Guatemala

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
3 07 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Que el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, haya llegado a jalarles las orejas a los mandatarios del Triángulo Norte de Centroamérica un día después de rememorar el 64 aniversario del golpe de Estado auspiciado por la CIA contra Jacobo Árbenz Guzmán refleja el completo desdén de esta administración republicana para con los pueblos de la región. No sé si fue coincidencia, pero la llegada de Pence, cercana a esta fecha tan simbólica en la memoria de muchos guatemaltecos, no fue la más dichosa.

Después de todo, fue bajo el mandato de un presidente republicano, el general Dwight Eisenhower, cuando se perpetró una de las más infames intervenciones en la cintura de América. El derrocamiento de Árbenz sería el inicio de la mayor fisura política en la historia reciente del país, la cual carcomió su tejido social, aún frágil y vulnerable hoy.

Así, no debería sorprenderle a Pence, que tanto insiste en caminos «legales» (terrenales y divinos), que la violación de la soberanía guatema...

No es exagerado decir que, sin aquella intervención [el golpe a Árbenz] que les abrió la puerta a regímenes violentos, fraudulentos, autoritarios, corruptos y expoliadores, Pence no habría visitado el país.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a