Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Bogotá
Ir

Bogotá

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
22 02 19

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

El norte de Bogotá, con sus edificios de fachadas cubiertas de ladrillos, me da la bienvenida la noche de un lunes. No puedo evitarlo: la ciudad me invita casi inmediatamente a caminar.

Y eso hago acompañado de Un misil en mi placard.

Mientras los Soda Stereo me hablan de modelos para armar y desarmar —breve metáfora del proceso de paz colombiano—, la carrera séptima se va poblando de casas de ladrillo de estilo inglés que conviven con edificios construidos en los 80 del siglo pasado. Mis pasos se dirigen hacia una librería evidentemente cerrada por la hora y me devuelven a alguna cervecería artesanal ...

Sonrío para mis adentros pensando en cómo el caminar y dejarse llevar por las calles de una ciudad se parece cada vez más a un placer exótico para un habitante de Centroamérica.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a