Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Yo me quedo
Ir

Yo me quedo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
8 09 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Yo me quedo con las tardes húmedas, las charlas amenas, los carteles, las plazas. Me quedo con el nacimiento de la conciencia política de mis hijos, con los nombres de los casos, con los jueves de Cicig.

Yo me quedo con los amigos hechos, con Álvaro, Alberto o Luis; con los tuiteros no tan anónimos y los almuerzos de coyuntura; con las marchas, las antorchas, los recursos, las reuniones y los chats.

Yo me quedo con los grandes casos que nos mostraron a la verdadera Guatemala: la del soborno, el expolio y la dependencia; la de las redes corruptas; la de las conveniencias; la de la vista a otro lado; la heterosexual, inmortal, anticomunista, camisa blanca y conciencia negra; la de las mi...

Yo me quedo con la cobardía de las élites y con la certeza de su indiferencia. Su país no lo conozco. No es el mío. No es el nuestro.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a