Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Yo, como nube
Ir

Yo, como nube

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
La clásica suposición del ser pelea con la muerte y la muerte es lo único que viene delante.
De nueva cuenta las mujeres paliamos el desagrado de la impermanencia con una aparente y eterna juventud, maquillada de tintes, cremas, lógicas discursivas...
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 7 mins

“… nos hemos acostumbrado a la libertad y tenemos el valor de escribir exactamente lo que pensamos…”, escribió Virginia Woolf, en 1929, en “Una habitación propia”, el ensayo en el que plantea la necesidad de que las mujeres tengan un espacio propio para crear, para hacer que se escuche su voz. En esta serie, Plaza Pública reanuda la pregunta: ¿Cómo construyen su habitación propia las mujeres guatemaltecas? Aquí responde la artista Cecilia Porras Sáenz

En las dunas blancas camina la mujer sin ojos, guiada por su olfato y una especie de presencia color sol; sus pies dejan estelas, las estelas de sus zapatos.

Nací ocho meses antes de la masacre de la Embajada de España, que es cuando me fui de Guatemala. Regresé en 2004 para acompañar a mi madre en su retorno, su enfermedad y finalmente su muerte en 2011. Es la primer y única persona que he acompañado a morir y me conmovió y estremeció como nada lo ha hecho.

Ella era un refugi...

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a