Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
«Wanderlust» y la química de las emociones
Ir

«Wanderlust» y la química de las emociones

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
24 10 18

Tiempo aproximado de lectura: 5 mins

En términos generales, no somos más que primates superiores, un tanto más avanzados que los otros primates superiores que ponemos en zoológicos y circos.

Algunas de las mínimas diferencias genómicas que distinguen al hombre del mono han sido ya identificadas: flipan los creacionistas, pero es un hecho que nuestro genoma y el del chimpancé comparten una similitud aproximada del 98.9 %. Eso quiere decir que solo el 1.1 % de nuestro ADN es diferente. Vaya creación especial que somos. Eso sí, ese 1.1 % tiene estrecha relación con lo que nos hace fundamentalmente humanos.

De eso precisamente, sobre lo que nos hace humanos, se ha escrito tant...

Toda la poesía romántica, los boleros, etcétera, son odas a la química.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
No cabe duda de que se vive más tranquilo si se entiende la química de las irracionales emociones. Y lo ridículo de los convencionalismos.