Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Venezuela y el neocolonialismo europeo
Ir

Venezuela y el neocolonialismo europeo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
10 02 19

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Es más que cierto que el gobierno de Maduro ha cometido grandes errores en su política económica, que no ha sido capaz de proteger al país del bloqueo económico y de la fuga de capitales y que la corrupción, un mal endémico de la sociedad venezolana, tanto o más fuerte que la guatemalteca y la africana, no fue combatida con la drasticidad con la que lo han hecho por décadas los cubanos.

Pero también es cierto que la oposición, acostumbrada a la protección estadounidense para asumir el control de los negocios petroleros, ha detonado todos los puentes que una y otra vez actores bienintencionados han querido construir. A los diálogos han ido por el todo o nada, queriendo eliminar el chavismo de un manotazo, con la intención de que lo público vuelva a estar únicamente al servicio de los grandes capitales, con negocios turbios por todos lados. Tal y como el pacto de corruptos lo ...

Los europeos pro-Guaidó llegaron con plazos cortos y disposiciones propias.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
La Europa supuestamente democrática y propaz parece haber tomado el camino de la imposición y el autoritarismo.