Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Todd en su laberinto
Ir

Todd en su laberinto

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
27 05 18

Read time: 5 mins

La expulsión del embajador Todd Robinson de la República Bolivariana de Venezuela estaba anunciada desde su llegada. La política de intromisión del Gobierno estadounidense allí es de larga data, y todo conducía a pensar en un desenlace como ese.

Ya en 2010 Caracas, en el uso de su soberanía, había decidido no darle el beneplácito a Larry Palmer, propuesto como embajador, pues en sus declaraciones ante el Senado estadounidense se había pronunciado abiertamente contra el gobierno chavista. Ya antes, en 2008, el embajador Patrick Duddy había sido obligado a dejar el país. Robinson, pues, llegó a un terreno minado por las desconfianzas y las agresiones de su Gobierno al régimen chavista. Con el cargo de embajador dentro de la estructura ...

Robinson, pues, llegó a un terreno minado por las desconfianzas y las agresiones de su Gobierno al régimen chavista.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
En Guatemala, Todd resultó finalmente útil a los intereses de los sectores populares y democráticos, cosa que ya no podía suceder en condiciones como las venezolanas.