Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
«Simplemente Rosita»
Ir

«Simplemente Rosita»

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
9 08 17

Read time: 3 mins

«Fue más o menos así: vino blanco, noche y viejas canciones». Llegamos a Arkadia a la hora indicada.

No hacía falta preguntar dónde sería el purrún. Bastaba con seguir el desfile de colores chillones (chingalavista, dice mi hija), moñas gigantes en el pelo y trajes de princesa. No podían faltar los flecos parados como las olas en Hawái y las colas de caballo de medio lado (atrás, ni de chiste). Brillos, lentejuelas y escarcha que se eche de ver. Imposible pasar desapercibido.

En el escenario, empotrada como reina, está doña Rosita (supongo que es ella) enfundada en un traje de princes...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a