Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Que te den por muerto
Ir

Que te den por muerto

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
9 06 18

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

Nada es peor que, estando vivo, te den por muerto. Muerto porque «sos un caso perdido» y seguramente «no hay nada más que hacer». O porque no hay tiempo y no hay recurso.

Muerto porque, como fantasma, sos invisible ante el ojo ajeno y la indiferencia es un alud.

Hoy más que nunca toca pensar en eso: en los aludes. De tierra y piedras o de indiferencia ante el sentir ajeno. En cómo hay cosas que preferimos no ver hasta que se convierten en tragedia.

Me atormenta pensar que, mientras me baño y cocino y compro y sonrío, alguien espera ser rescatado bajo toneladas de lodo y piedras. Personas vivas. Personas enterradas. Toneladas de lodo y piedras, y ...

Morir. Es lo más sencillo. Al fin y al cabo, la indiferencia pesa más que la voluntad.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a