Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Propósito de enmienda
Ir

Propósito de enmienda

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
25 04 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Todo adulto tiene cosas por las que debiera disculparse. Mentimos usted y yo si lo negamos.

El sexo, el dinero, el poder y el querer vernos bien se traducen con frecuencia en conductas de las que luego nos avergonzamos. Y como nos avergonzamos de la vergüenza, callamos esperando que nadie lo sepa. A veces funciona y morimos con nuestras mentiras. A veces no.

La mente maravillosa minimiza el golpe a la autoestima. Cuando se cae la máscara y toca dar la cara, inventa razones: «Mentí para no herirte». Nos persuadimos de ser buenos, y es cierto: la mayoría del tiempo, la mayoría ...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a