Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
¿Por qué el Congreso niega permiso al diputado Marvin Orellana para ausentare?
Ir
Orellana dice que necesita el permiso para viajar al extranjero por problemas de salud / Congreso

¿Por qué el Congreso niega permiso al diputado Marvin Orellana para ausentare?

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Orellana pretende que Irma Yolanda Caal Caal, su suplente según los resultados de las elecciones de 2015, ocupe la curul durante su ausencia.
Al dejar el Congreso, aunque sea de manera temporal, su bloque, Acción Ciudadana, dejaría de existir porque su número de integrantes se reduciría.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

El diputado Marvin Orellana quiere ausentarse del Congreso durante dos meses y medio, y en su lugar dejar a su suplente Irma Yolanda Caal Caal. Pero sus colegas han cerrado filas para impedirlo. Su salida, aunque sea temporal, temen, puede desconfigurar la configuración de fuerzas políticas en el Parlamento.

El diputado de la Alianza Ciudadana (AC), Marvín Orellana López, desde hace más de dos meses libra una batalla en el pleno del Congreso, que no tiene vistas de que pueda ganar; al menos no en futuro próximo. El legislador pretende que se le conceda un permiso sin goce de salario para ausentarse de sus funciones parlamentarias durante dos meses y medio. Ha dicho que necesita de ese tiempo para viajar al extranjero a tratarse una enfermedad sobre la que no da mayores detalles.

El principal bloque en oponerse a que su solicitud sea sometida a votación en el pleno es el propio: los diputados de AC temen que su salida, aunque sea temporal, les haga desaparecer como bancada y con ello pierdan los beneficios que gozan. Pero los bloques mayoritarios también tienen motivos para negar el permiso a Orellana, sin importar, como el legislador asegura, que su salud este en juego.  

A finales de abril pasado, el congresista pidió un permiso para ausentarse del Congreso del 16 de mayo al 18 de julio. La Junta Directiva del Legislativo se lo otorgó el 3 de mayo, para que corriera a partir del 18 de ese mes. Sin embargo, no le notificó de esa decisión. Orellana se enteró de ello hasta la sesión extraordinaria celebrada el 5 de junio. “Si es necesario voy a presentar mi renuncia al Congreso de la República”, amenazo ese día el legislador, durante una breve participación en el pleno. Minutos después el presidente en funciones, Felipe Alejos Solorzano, del partido Todos, le negó seguir en el uso de la palabra porque, supuestamente, ya gozaba del permiso solicitado, no debía estar presente en el hemiciclo. “¡Estás fuera de orden!”, exclamó antes de cerrarle el micrófono.

Orellana recuperó la palabra y reclamó la falta de comunicación de la Junta Directiva. Acto seguido, amplió su petición: además de permiso para ausentarse sin goce de salario, pidió que Irma Yolanda Caal Caal, su suplente según los resultados de las elecciones de 2015, ocupara la curul durante su ausencia.

Marvin Orellana fue electo por el partido Libertad Democrática Renovada (Lider) por el distrito de Alta Verapaz. en las elecciones generales de septiembre de 2015. Al inicio de la legislatura se declaró diputado independiente y pasó a formar parte del bloque legislativo Alianza Ciudadana (AC), integrado por diputados disidentes de Lider. AC fue el último bloque en conformarse previo a que entraran en vigor las reformas a la Ley Orgánica del Organismo Legislativo (LOOL). Lider fue cancelado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en julio de 2016.

[frasepzp1]

Según lo establecido por la LOOL, al momento en que Caal Caal se integre al Congreso como suplente de Orellana, tendría que hacerlo como diputada independiente debido a que el partido por el que fue electa, Lider, ya no existe. No podrá integrarse a ninguna otra bancada ni ocupar puestos en la Junta Directiva o presidir comisiones de trabajo.

Eso sería lo de menos para los diputados que integran la bancada de AC. Lo que realmente temen, y de ahí la negativa a apoyar el permiso solicitado por Orellana, es que al salir este del Congreso y llegar Caal Caal a suplirle, sin importar que sea de forma temporal, el bloque dejaría de existir porque su número de integrantes se reduciría a diez, uno menos de los once que exigía la LOOL anterior para ser considerada bancada. Por consiguiente, el resto de sus integrantes pasarían a ser diputados independientes. Karla Andrea Martínez Hernández, segunda secretaria de la Junta Directiva, tendría que dejar su puesto y no podrían presidir ninguna comisión.

Ello forzaría un reacomodo de fuerzas dentro del Legislativo.

Orellana asegura que ha analizado la situación con varios constitucionalistas y que, a su criterio, el bloque no tendría por qué disolverse. El artículo 60 transitorio entre la LOOL anterior y la que cobró vigencia en 2016, establece que se reconoce la integración de los bloques legislativos que se encontraban vigentes o se formaron durante el período transitorio, y que la integración de estos “tendrá vigencia durante la presente legislatura”.

Con base en esa interpretación, Orellana asegura que AC podría mantenerse como bloque aún si se quedara con un solo diputado.

Simone Dalmasso

Sin embargo, en el Legislativo se maneja otra clase de análisis por parte de las bancadas opositoras a AC, que sostienen que la LOOL anterior es la que tendría que aplicarse porque el bloque fue formado bajo esta normativa.

Ello implicaría que al regresar al Congreso, Orellana también pasaría a ser diputado independiente.

*  *  *

“Los políticos tenemos que entender que hay momentos en los que hay que renovar”, dice Orellana, al referirse a Irma Caal Caal, quien pretende ocupe su curul mientras goza de permiso. Es necesario traer “sangre nueva”, señala.

Orellana asegura que sus colegas le niegan el permiso por razones políticas, ya que “hay grupos de políticos” que no quieren que Caal Caal llegue al Legislativo. “Ven a doña Irma como alguien que puede ser una buena diputada, pero también se rumora que puede ser una candidata a alcaldesa de San Pedro Carchá. A raíz de eso tratan de bloquearme para que yo no me vaya y ella no asuma”, argumenta.

En Alta Verapaz, distrito por el que fue elegido, agrega, “hay mucha gente que conoce de política, muchos políticos de otros partidos que ven como una amenaza que la señora llegue al Congreso como diputada, porque piensan que de ahí podría ser catapultada como alcaldesa o diputada”.

—¿Y ella quiere ser alcaldesa o diputada? —se le cuestiona a Orellana.

—Creo que ella quiere las dos. Está en su derecho —responde.

Alta Verapaz es uno de los distritos electorales más buscados por los partidos políticos en las elecciones, pues es el tercer departamento con mayor población a nivel nacional. Cualquier riesgo de perder bases en alguno de sus municipios podría implicar un costo político para la organización.

[frasepzp2]

La primera vez que Orellana pidió el permiso, varios de sus colegas señalaron que iría a Alta Verapaz a trabajar en sus bases partidarias en cara a la próxima elección. Al cuestionarle esto, el congresista lo negó. “Yo no necesito pedir permiso para hacer un trabajo partidario. Creo que tengo bases suficientes. Lo he demostrado durante tres reelecciones”, aseguró.

La actual es la tercera legislatura en la que participa Orellana. En los diez años que lleva como diputado, ha integrado las bancadas de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), la Unidad del Cambio Nacional (UCN), el Partido Patriota, Lider y AC. Durante ese tiempo ha presentado ocho iniciativas de ley, entre ellas la que obligaría a la enseñanza obligatoria de la Biblia en las escuelas. El año pasado formó parte de la Junta Directiva del Congreso como Tercer Vicepresidente. Es médico de profesión, y aunque ha dicho que el permiso solicitado lo necesita para someterse a un tratamiento en el extranjero, no da detalles de sus padecimientos.

La lucha por el transfuguismo  

El 5 de junio pasado, cuando Orellana pidió que el permiso fuera conocido por el pleno y se incluyera en la orden del día, no consiguió los 80 votos necesarios. Obtuvo 47 a favor y 42 en contra. De su bloque solo lo apoyó el diputado Sergio Leonel Celis Navas. Dos diputadas, Sofía Jeanetth Hernández Herrera y Mirma Magnolia Figueroa Resen, se marcaron como ausentes y el resto se posicionaron en contra.

Orellana dice que es respetuoso con sus colegas y la manera en la que deciden votar, pero hace énfasis en el cambio al artículo del transfuguismo en la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) que se aprobó en 2016, y que prohíbe que los congresistas cambien de partido y puedan buscar la reelección con otro distinto con el que fueron elegidos. 

Óscar Armando Quintanilla Villegas, subjefe de la bancada de AC, asegura que el bloque desconocía acerca del permiso solicitado por Orellana y que el día en que presentó la moción en el pleno los tomó por sorpresa. Por eso votaron en contra, dice. “Dentro de la bancada somos personas muy democráticas y respetamos la decisión de cada diputado”.

[relacionadapzp1]

—El diputado Orellana pidió el permiso a Junta Directiva hace dos meses. ¿Ustedes lo desconocían? —se le cuestiona.

—Así es —responde Quintanilla.

El subjefe del bloque asegura que “no les quita el sueño” la salida de Orellana y el futuro de AC.

AC es uno de los grupos que busca aprobar los cambios al artículo del transfuguismo porque ninguno podría optar a la reelección. Delia Emilda Bac Alvarado, una de las cabezas del bloque, ha cabildeado dentro del hemiciclo para que el tema sea incluido en la agenda de discusión y aprobación de iniciativas.

Mientras no se logre algún consenso sobre este tema Orellana seguirá en su curul. “Soy como un don Quijote”, dice sonriente antes de recalcar que será una figura de oposición hasta que le otorguen el permiso. Pero si se lo siguen negando y se siente “acorralado”, advierte, renunciará a su escaño, lo cual podría implicar la muerte de AC como bloque.

Autor
Edición
Autor
a
Edición
a