Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Óscar Arnulfo Romero
Ir

Óscar Arnulfo Romero

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
26 03 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

El 24 de marzo de 1980, justamente cuando elevaba las especies de pan y vino durante la consagración en una misa en la capilla del hospital Divina Providencia de San Salvador, un francotirador acabó con la vida de monseñor Óscar Arnulfo Romero.

No era la primera vez que atentaban en su contra. Quince días antes, el 9 de marzo, un sacerdote encontró en el altar de la basílica del Sagrado Corazón de Jesús una bomba que sería activada durante una misa que monseñor Romero oficiaría en conmemoración de la muerte de un ex procurador general de El Salvador. La bomba fue desactivada por la policía salvadoreña.

Indudablemente, la maquinaria del mal reprogramó el homicidio. Un cúmulo de hipótesis vino después de cometido. La mayoría, d...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a