Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
No es que ellos lo digan, sino que usted se lo crea
Ir

No es que ellos lo digan, sino que usted se lo crea

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
22 01 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Con la nueva junta directiva del Congreso, el nuevo viceministro de Economía y la renuencia del presidente —así como de alcaldes y diputados señalados— a renunciar a su inmunidad, es evidente cómo las piezas de un rompecabezas político se arman movidas por una mano invisible, motivada por los beneficios de la impunidad, de la corrupción, del interés nefasto de seguir obteniendo ganancias personales a costa del Estado, por el Estado y a propósito del estado de la nación.

No estamos divididos entre capitalistas y comunistas o entre izquierda y derecha. En Guatemala, la división real está entre corruptos y el resto de la ciudadanía. Que ellos, los corruptos, quieran proponer una falsa dicotomía es el quid del asunto. Vivimos en una democracia fallida que nos toca arreglar y lo cual nos compete a todos, independientemente de si comulgamos con ideas de izquierda o de derecha.

Una cosa es trabajar para fomentar una economía de mercado sana...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a