Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
No basta con estar encabronado: hay que estar empadronado
Ir

No basta con estar encabronado: hay que estar empadronado

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
12 09 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Una palabra describe el mandato de Morales. Una palabra lo define. Es un gobierno insolente.

El revoltijo de incompetencia, corrupción, cinismo, violencia y defraudación que combina este gobierno se resume en esa palabra: se concreta en insolencia. Cada vez su intención es más descarada, más alevosa, más arrogante.

Esa insolencia arrasa con nuestras emociones, provoca indignación. Es indignación la que siente la madre ante el hijo respondón: muchacho insolente, ¡cómo se atreve! Es indignación la que enfurece al piloto cuando alguien rebasa por la derecha mientras todos esperan...

Aquí las opciones son solo dos: o actuamos o nos usan.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a