Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
«Mejor tomé herbicida»
Ir

«Mejor tomé herbicida»

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
20 07 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Nadie desea pasar por la amargura de consentir un aborto.

Tomar esta mortificante decisión no es cuestión de integridad, sino de realidad. Sabemos que es un hecho innegable que sucede y que muchas vidas se pierden.

Viviendo en el norte del país, fui al hospital público a visitar a una amiga que había dado a luz a un niño hermoso y saludable. Ella estaba en el área de maternidad, y en las camas de ambos lados había dos jovencitas de menos de 15 años. Una de ellas me preguntó si tenía saldo para hacer una llamada.

«¿Elvira? ¿Ahí está mi ...

Aunque no nos guste hablar de aborto, pasa. Lejos de ser una cuestión de moralidad o de conciencia, es cuestión de reconocer que dichas decisiones se toman más allá de esa disputa.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a